César Chávez comenzó el Sindicato de Trabajadores Agrícolas casa por casa para animarlos a luchar por sus derechos básicos. Cincuenta años después , la organización cuenta con unos 27.000 afiliados en tres estados y tiene aliados políticos a nivel estatal y federal.

Los logros y la pujanza del gremio serán desplegados a partir del viernes en una convención de tres días, a la que asistirán Hilda Solís, secretaria de Trabajo, y Ken Salazar, secretario del Interior.

Celebridades como Martin Sheen y Chris Weitz asistirán a una gala conmemorativa el jueves por la noche.

"El sindicato sigue de pie", dijo recientemente la cofundadora de la organización Dolores Huerta. "Me asombra pensar que fue fundada con mucha humildad por un ex campesino".

La asamblea, a realizarse en el Centro de Convenciones Rabobank, en Bakersfield, California, también congregará a 800 delegados y al fundador del teatro campesino, Luis Valdez. La hispana de más alto rango sindical en el país, María Elena Durazo, quien trabajó en los campos de niña, y el alcalde de Los Angeles Antonio Villaraigosa serán otros de los oradores principales.

Durazo también es viuda de Miguel Contreras, uno de los dirigentes que salieron de las filas del gremio de campesinos. La sindicalista asumió el puesto de secretaria general de la central sindical AFL-CIO del condado de Los Angeles luego que su esposo falleciera y dejara el puesto vacante.

La historia de la organización destaca desde su fundación ya que fue el primer gremio de campesinos del país. La fecha exacta de la fundación es incierta, pero se sabe que fue hace medio siglo, cuando Chávez creó la Asociación Nacional de Trabajadores Agrícolas, que luego se convertiría en el Sindicato de Trabajadores Agrícolas.

Chávez promovió la lucha de los campesinos, o "La causa" como él lo llamaba, mediante el sindicato, largas marchas, boicots y huelgas de hambre, que tenían la intención de presionar a empresarios agrícolas a firmar contratos colectivos.

"El sindicato logró el contrato a los campesinos mejor pagados, que trabajan en la industria de los hongos y ahora ganan como 34.000 dólares al año. Ellos trabajan todo el año y no sólo por temporada, tienen cobertura médica para ellos y su familia, tienen diez feriados, vacaciones y un plan de pensión", explicó Arturo Rodríguez, presidente del sindicato, durante una entrevista reciente.

Generalmente, agregó el dirigente, un campesino gana el salario mínimo, carece de cobertura médica, vacaciones y pensión, trabajan temporalmente y tienen pocos feriados o feriados no pagados.

Pese a que su grito de guerra fue "Si se puede", Chávez tuvo más derrotas que victorias durante su vida. Sin embargo, su ejemplo de resistencia pacífica, paciencia y persistencia contribuyó a que el sindicato lograra muchas victorias en su medio siglo de vida.

Logró contratos con grandes empresas de verduras, frutas y vinícolas, agua potable y baños en los campos, abolición del uso de la palita de mano llamada "el cortito", que dejaba a los campesinos con la espalda hecha pedazos luego de trabajar todo el día doblados; seguro de desempleo; y cobertura médica en casos de accidentes en el trabajo.

"Eso es lo que lo hace único. Mi padre sabía que no iba a poder terminar su trabajo durante su vida", dijo Paul Chávez, uno de los hijos de Chávez que dirige la Fundación César Chávez. "Recuerdo que me dijo, 'Nuestro trabajo sólo termina cuando paramos de luchar. Nuestro trabajo es la justicia social'. Así vivió su vida. Sabía que si tenía reveses, lo único que tenía que hacer es levantarse y echarle ganas de nuevo".

El sindicato también fue crisol de liderazgo, forjando a dirigentes como Contreras, Rodríguez, Huerta, cofundadora del gremio; y Eliseo Medina, secretario y tesorero del Sindicato Internacional de Empleados de Servicio, el sindicalista hispano de más alto rango en el país.

Pero quizás el mayor logro del gremio fue la aprobación de Ley de Relaciones Laborales Agrícolas, que en 1975 le dio el derecho de agremiar campesinos en California, la única regulación de su tipo en el país. Esta ley alentó el crecimiento del gremio en California, que luego se expandió a Oregon y Washington.

Tras la muerte de Chávez en 1993, Rodríguez, viudo de una de las hijas de Chávez, tomó las riendas de la organización. Desde entonces, la organización ha crecido y conseguido más aliados políticos y simpatizantes del mundo del espectáculo.

De hecho, algunas de las personalidades que están apoyando la celebración del 50 aniversario son: Eva Longoria, Diego Luna, América Ferrera, Danny Glover, Edward James Olmos y Kris Kristofferson. La convención también tiene el respaldo de la senadora federal Dianne Feinstein, los congresistas Howard Berman y Nancy Pelosi, la presidenta de La Raza Janet Munguía y el presidente del Fondo Mexicoamericano para la Educación y Defensa Legal, Thomas Sáenz.

Durante la asamblea también se honrará al hermano de Chávez y cofundador de la organización, Richard Chávez, y otros pioneros del sindicato, como algunos de los 200 asistentes a la primera convención en un cine abandonado de Fresno y los campesinos que a mediados de los años 60 participaron en la huelga y boicot de uvas en Delano.

La familia Chávez estará representada por la viuda de César Chávez, Helen, y Paul Chávez.

---

En Internet: http://www.ufw.org

---

E.J. Támara está en Twitter como: https://twitter.com/EJTamara