Un juez federal ordenó prisión preventiva a dos generales del ejército mexicano señalados de supuestamente haber dado protección al cartel de las drogas de los hermanos Beltrán Leyva, una organización afectada por una división tras la muerte hace unos años de su máximo líder.

La Procuraduría General de la República informó en un comunicado que los generales, incluido quien fuera subsecretario de la Defensa Nacional en los primeros años del actual gobierno del presidente Felipe Calderón, permanecerán al menos 40 días bajo "arraigo", la figura jurídica para mantener en prisión preventiva a una persona mientras se amplían investigaciones antes de presentar cargos formales.

No informó sobre los motivos específicos de la investigación, pero un funcionario de la dependencia, no autorizado a ser identificado por nombre, dijo el jueves a The Associated Press que testigos protegidos involucraron a los militares de alto rango en presuntos actos de protección al cartel de los Beltrán Leyva.

El ex subsecretario, general de división retirado Tomás Angeles Dauahare, y el general brigadier en activo Roberto Dawe González fueron detenidos el martes.

El general Angeles es el militar de más alto rango involucrado en el actual gobierno en presuntos actos criminales por narcotráfico.

Según la Procuraduría, la investigación por delincuencia organizada contra los generales tiene antecedentes en indagatorias de 2009, "entre cuyas evidencias están los testimonios de varias personas procesadas, entre estas, algunos militares".

El cartel de los Beltrán Leyva ha padecido en los últimos años una fractura interna, en particular luego de que su líder Arturo Beltrán fuera abatido en una operación de la Marina mexicana a finales de 2009.

El abogado de Angeles, Alejandro Ortega, dijo el jueves a la AP que no ha tenido acceso al expediente en el que se acusa a su cliente, aunque refirió que el militar comentó a su esposa en una breve reunión que un testigo protegido denominado "Jennifer" y otro no identificado son quienes lo imputaron.

Refirió que los testigos señalan al general de haber recibido dinero de personas cercanas a Edgar Valdez Villarreal, alias "La Barbie", un presunto capo del narcotráfico detenido en 2010 y quien había sido el jefe de sicarios del cartel de los Beltrán Leyva.

Ortega dijo que el general vive de su pensión como militar retirado, aunque no mencionó una cifra, y que su patrimonio consiste en una casa y un departamento. Añadió que la esposa del ex subsecretario también tiene una casa que recibió como una herencia.

En una entrevista con el diario Reforma publicada el jueves, la esposa del general, Leticia Zepeda, consideró que "el ejército traicionó" a su esposo y aseguró que es inocente.

Angeles fue nombrado subsecretario de la Defensa Nacional en diciembre del 2006 por el presidente Felipe Calderón y se mantuvo en el cargo hasta 2008, mientras que Dawe era hasta ahora jefe del Estado Mayor adscrito a la 20 Zona Militar con sede en el estado occidental de Colima.

Las fuerzas armadas han sido claves en la estrategia de combate al crimen organizado lanzada por el presidente Felipe Calderón al asumir el poder en diciembre de 2006.

Unos 45.000 efectivos del ejército se mantienen desplegados a diario en todo el país para enfrentar al crimen organizado.

Ha sido poco frecuente que militares de alto rango hayan sido detenidos en el país por nexos con el narcotráfico.

El cartel de los Beltrán Leyva sufrió una división a finales de 2009, a raíz de la muerte de su líder Arturo Beltrán en una operación de la Marina.

La caída de Beltrán fue atribuida a "La Barbie", quien desde entonces comenzó a disputarse el control del cartel con Héctor Beltrán, otro de los hermanos.