El exdiputado Sigifredo López, único sobreviviente de un grupo de 12 legisladores regionales colombianos secuestrados por las FARC en 2002 y detenido ahora como sospechoso de haber tenido implicación en esos hechos, declarará en Bogotá hoy o mañana, informaron a Efe fuentes de la Fiscalía.

El portavoz de la Fiscalía General de Colombia, Omar Alberto Jaimes, indicó que el fiscal encargado aún no ha establecido la fecha para cumplir con la indagatoria de López, que fue detenido este miércoles en Cali (suroeste de Colombia), pero generalmente esa diligencia suele hacerse en la fecha más próxima a la captura.

López, de 45 años, se encuentra ya en Bogotá, donde pasó la noche en la sede de la Fiscalía en la capital de Colombia.

Ese fiscal ordenó la captura del político exsecuestrado al considerar que se debe investigar "su presunta intervención en el secuestro masivo" que tuvo lugar en abril de 2002 y en la muerte del policía Carlos Alberto Cendales que custodiaba la sede de la Asamblea del departamento del Valle del Cauca, en Cali.

Ello implicaría los delitos de perfidia, rebelión y homicidio agravado.

En primer lugar, según aclaró una fuente de la Fiscalía, se investiga si López tuvo algo que ver en el secuestro pero todavía no se ha iniciado la indagación de su posible participación en el hecho por el cual fueron asesinados los otros once legisladores en confusas circunstancias. Sus cuerpos fueron hallados el 18 de junio de 2007.

El secuestro se produjo cuando guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) irrumpieron en la Asamblea del Valle del Cauca e hicieron creer a los legisladores que se trataba de un desalojo por un supuesto explosivo.

Después, los políticos fueron llevados en autobús hacia las montañas que rodean Cali, donde se les notificó que habían sido secuestrados.

Cuando López fue liberado unilateralmente por los rebeldes el 5 de febrero de 2009, explicó que fue el único superviviente de los doce diputados secuestrados porque durante el cautiverio había sido trasladado a otro campamento.

Tras su declaración, la Justicia colombiana determinará si impone una medida de aseguramiento en casa o en cárcel sobre López, lo que implica una detención sin derecho a fianza.

Después de ser liberado en 2009, López retomó su vida política en el Partido Liberal (PL) e incluso se presentó como candidato para ser alcalde de Cali en las elecciones del pasado octubre.

El presidente del PL, Simón Gaviria, escribió hoy en su cuenta de Twitter: "Como presidente del Partido Liberal y ante decisión de Fiscalía solicitaré inmediata suspensión de Sigifredo Lopez como miembro de la colectividad".