Una veintena de representantes del sector turístico español se dieron cita hoy en Santiago para desplegar una variada oferta que abarca cultura, naturaleza, gastronomía, playa y deporte con el fin de animar a más chilenos a descubrir España.

Representantes de empresas, como hoteleros, transportistas y operadores turísticos, y de entidades públicas de promoción local o regional participaron en un encuentro al que se esperaba la asistencia de 140 operadores chilenos.

"Es una oportunidad única para que los operadores del mercado en Chile puedan conocer lo que tenemos que ofrecer en muchísimos sectores, tanto en hostelería como en comercio y transporte", dijo a Efe el embajador de España en Chile, Íñigo de Palacio.

Son cerca de 80.000 chilenos los que viajan cada año a España, que en 2011 recibió a 56,7 millones de visitantes extranjeros, un 7,6 % más que el año anterior, lo que generó ingresos por 52.000 millones de euros.

"Con la vinculación histórica, afectiva y cultural que hay, muchos más chilenos deberían ir a España, porque tenemos mucho que ofrecer", recalcó el embajador de España, país que es el segundo receptor mundial de turistas, superado solo por Francia.

Aun así, asegura, "el mercado no está saturado" y "todavía hay una gran capacidad para recibir visitantes".

Según Julio Moreno, consejero de Turismo de la Embajada española en Argentina, esta es la tercera y última escala de una gira que también ha llevado a la comitiva española a Sao Paulo, el pasado lunes, y a Buenos Aires, ayer, martes.

La promoción turística de España en el exterior es una labor constante y ya en 2009 se celebró un encuentro similar en la capital chilena, pero Moreno señala que estas campañas funcionan "como una vacuna de recuerdo".

Alberto Ortiz, de la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía (sur), resalta que fueron 22 millones de turistas los que visitaron en 2011 esa comunidad autónoma, con una extensa costa y reconocidos monumentos, entre ellos la Alhambra de Granada, el más visitado del país.

También es conocida la oferta turística de Barcelona, que a poca distancia posee el Circuito de Montmeló, destino frecuentado por los aficionados al motociclismo, que tienen además en Valencia otro referente para disfrutar de ese deporte.

De hecho, Máximo Caletrío, de Turismo Valencia, trata de seducir a los operadores que buscan nuevos destinos para que incluyan a la capital del Turia en sus circuitos por la península, ya que normalmente centran su oferta en Madrid y Barcelona.

Uno de esos agentes de viajes en busca de novedades es Pablo Ortiz, de la empresa chilena N Viajes.

"Nos interesa mucho porque España es la puerta de entrada a Europa y compartimos el mismo idioma", explica, mientras los representantes españoles exhiben una batería de catálogos, mapas e imágenes de los atractivos de su país.