El danés Lars Ytting Bak (Lotto-Belisol) fue el más rápido entre los escapados de la jornada y ganó la duodécima etapa del Giro, disputada entre Seravezza y Sestri Levante, de 155 kilómetros, en la que el español Joaquim "Purito" Rodríguez logró mantener la 'maglia' rosa de líder.

Bak, de 32 años, atacó en el último kilómetro dentro del grupo de los 9 escapados que abrieron carrera desde el kilómetro 65 e hizo bueno el esfuerzo, ya que se presentó en la meta en solitario, con un tiempo de 3h.58.44.

A continuación entraron el francés Sandy Casar (Francaise), que llegó a ser virtual líder del Giro, y el costarricense del Movistar Andrey Amador. El pelotón cruzó la meta a 3.33 minutos, por lo que Purito Rodríguez logró mantener la 'maglia' rosa con 17 segundos sobre el canadiense Ryder Hesjedal (Garmin) y 26 respecto a Sandy Casar, que saltó a la tercera plaza.

Mañana se disputará la decimotercera etapa, entre Savona y Cervere, de 121 kilómetros, llana, la más corta de la presente edición de la carrera italiana.