El astronauta estadounidense de origen puertorriqueño, Joseph Acabá, celebra su 45 cumpleaños hoy, el mismo día en que llegó a la Estación Espacial Internacional (EEI).

La nave rusa Soyuz tripulada por Acabá, ingeniero de vuelo, y los rusos Pádalka y Revin se acopló hoy a la EEI tras ser lanzada hace dos días, tras lo que abrieron las escotillas y accedieron a la plataforma orbital.

Acabá, que nació el 17 de mayo de 1967 en Inglewood, California, se convertirá al término de su misión de más de cuatro meses en la estación en el astronauta hispano que ha pasado más tiempo en el espacio exterior.

"Estoy seguro de que dentro de cuatro meses Guennadi (Pádalka) y Serguéi (Revin) serán capaces de hablar en perfecto español", dijo el estadounidense Acabá horas antes de subirse a la Soyuz en el cosmódromo kazajo de Baikonur.

Profesor de ciencias y matemáticas en un instituto de secundaria en Florida, se ganó la admiración de los puertorriqueños cuando viajó por vez primera al espacio en marzo de 2009 a bordo del legendario transbordador estadounidense Discovery que llevó paneles y baterías solares a la EEI.

Una de las principales misiones de Acabá, que será el ingeniero durante los dos días de vuelo de la Soyuz, será recibir la nave estadounidense de carga Dragon, cuyo lanzamiento por la NASA está previsto para el próximo 19 de marzo.

En principio, Acabá no hará caminatas espaciales, que sí realizó cuando formó parte de la misión STS-119 del Discovery que duró dos semanas (15-28 de marzo de 2009).

Acabá, que regresará a la Tierra a mediados de septiembre próximo, aseguró que todo se lo debe a sus padres, Ralph y Elsie, nacidos en Puerto Rico (Hatillo), emigrantes en los años 60 a Estados Unidos y que le enseñaron "la ética del trabajo".

Acabá viajó a Puerto Rico en 2008 y 2009, cuando fue objeto de diversos homenajes por las autoridades locales y compartió sus experiencias con los niños.