La economía venezolana alcanzó en el primer trimestre del año un crecimiento 5,6%, lo que consolida la senda de recuperación que viene reportando el aparato productivo desde finales del 2010 gracias alza de los precios petroleros, anunciaron el jueves las autoridades.

"Venezuela inicia una fase de recuperación de su economía" y "dejó atrás" los seis trimestres de recesión que se dieron entre el 2009 y el 2010, afirmó Jorge Giordani, ministro de Planificación y Finanzas, al presentar los resultados del comportamiento de la economía.

Giordani dijo en conferencia de prensa que el producto interno bruto (PIB) registró entre enero y marzo un crecimiento de 5,6%, superando la tasa de 4,8% que se reportó en el primer trimestre del 2011.

"Se trata del mayor crecimiento en los últimos quince trimestres... lo que evidencia que se ha consolidado la senda de crecimiento sostenido del aparato productivo nacional, iniciada en el cuarto trimestre de 2010", dijo el Banco Central de Venezuela (BCV) en un comunicado.

El ministro indicó que de mantenerse esa tendencia se podrá alcanzar la meta de crecimiento de 5% que se planteó el gobierno para este año.

La activación que tuvo el aparato productivo entre enero y marzo fue estimulada en parte por el repunte de 6% del sector privado, el alza de 3,4% del sector público y el crecimiento de 2,2% de la industria petrolera.

El alza de 19,6% que tuvo la cesta petrolera venezolana entre enero y marzo, que rondó sobre los 100 dólares, le permitió al país obtener ingresos adicionales por exportaciones de casi 5.000 millones de dólares, en comparación con igual período del 2011, y elevar las exportaciones petroleras a 24.675 millones de dólares.

La entrada de mayores ingresos petroleros ayudó de manera importante al gobierno a impulsar sectores como la construcción que creció en el trimestre 29,6% gracias a un programa masivo de edificación de viviendas para los sectores pobres.

Las ingentes entradas petroleras también ayudaron a levantar las importaciones que tuvieron en el primer trimestre un crecimiento de 48,5% y cerraron en 13.190 millones de dólares. El mayor incremento lo mostraron las importaciones públicas que saltaron 64,1% mientras que las privadas crecieron 41%.

Entre las actividades no petroleras que tuvieron una recuperación están las instituciones financieras (27,7, servicios de transporte y almacenamiento (8,5%), comercio (7,9%), comunicaciones (7%), y manufactura privada (2%).

La economía también se vio favorecida por la recuperación de 5% que tuvo el gastos de consumo público y privado y el salto de 27,3% que reportó la inversión bruta fija.

El presidente del BCV, Nelson Merentes, destacó que el crecimiento económico coincide con una desaceleración que viene registrando la inflación desde finales del año pasado.

"Teníamos tiempo que no ocurrían estos dos fenómenos", acotó.

En los últimos doce meses se ha registrado una tasa de inflación de 23,8%, manteniendo la tendencia a la desaceleración que se viene dando desde diciembre.

Venezuela ha reportado en los últimos seis años la mayor tasa de inflación de la región a pesar de tener control de precios y de cambios desde el 2003.

El profesor de economía de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Ronald Balza, afirmó que los resultados del primer trimestre son una muestra de lo que ha vivido Venezuela desde los años 70 cuando la economía crece estimulada esencialmente por los precios petroleros.

"El hecho de que veas que el producto crece y que la inflación se desacelera no es garantía para nada de que estamos en una situación de crecimiento sano, estamos engordando", indicó Balza en conversación telefónica con la AP.

El economista señaló que sectores como la construcción, especialmente la pública, recibió en el cuarto trimestre del año pasado unos 4.000 millones de dólares de la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) para llevar adelante la "Gran Misión Vivienda Venezuela", lo que le dio un importante impulso a esa actividad y otros sectores conexos.

Balza dijo que los mayores ingresos petroleros también ayudaron a elevar las importaciones y a bajar la inflación temporalmente.

La economía venezolana concluyó el 2011 con un crecimiento de 4,2%.