El Gobierno de la capital argentina permitirá que los extranjeros en tránsito en la ciudad puedan contraer matrimonio en Buenos Aires en un plazo de cinco días luego de hacer la solicitud, informaron hoy fuentes oficiales.

Según precisó el Gobierno porteño en un comunicado, la nueva normativa fue adoptada por "expresa instrucción" del alcalde de Buenos Aires, el conservador Mauricio Macri, y permitirá a los extranjeros sin residencia permanente en la ciudad contraer enlace con personas de diferente o igual sexo.

Para ello, los contrayentes deberán solicitar un turno para casarse en al Registro Civil, precisando un domicilio real precario de referencia, como un hotel.

Según la resolución, el Registro Civil porteño deberá dar un turno para la boda a la pareja en un plazo no mayor a los cinco días desde realizada la solicitud.