Lars Bak ganó el jueves la duodécima etapa del Giro de Italia y Joaquim Rodríguez retuvo la casaca de puntero en la general.

Bak se desprendió del pelotón faltando un kilómetro para conquistar una clara victoria al completar el trayecto de 155 kilómetros (96 millas) entre Seravezza y Sestri Levante en 3 horas, 58 minutos, 55 segundos.

Sandy Casar llegó segundo en la etapa, a 11 segundos de Bak, aunque no le alcanzó para alcanzar al puntero Rodríguez. Casar está a 26 segundos del español, que el viernes lucirá la casaca rosa de puntero por tercer día sucesivo.

El costarricense Andrey Amado cruzó la meta tercero y el venezolano Jackson Rodríguez arribó sexto, ambos con el mismo tiempo que Casar.

La decimotercera etapa será la más corta de la versión de este año, un tramo de 121 kilómetros (75 millas) entre Savona y Cervera, mayormente cuesta abajo.

La tradicional carrera termina el 27 de mayo en Milán.