Las reservas financieras disponibles del Manchester United se redujeron a la mitad en tres meses debido a la eliminación temprana en la Liga de Campeones, los aumentos salariales y los planes de desarrollo del estadio Old Trafford.

El balance trimestral indica que cayeron de 80 millones de dólares a fines del 2011 a 41 millones al 31 de marzo. La cifra había estado en 238 millones a fines del 2010.

United debió conformarse el domingo con ser escolta del campeón Manchester City y fue eliminado de la lucrativa Liga de Campeones en la etapa de grupos.

Pero United sigue teniendo los mayores ingresos en el fútbol inglés, con ingresos comerciales que subieron el 15% en el año a 43,4 millones de dólares. Los salarios se incrementaron en 9% a 178 millones.

La deuda bajó a 673,8 millones.