La interminable agitación en Grecia sacudió el miércoles los mercados financieros y arrastró consigo al Dow Jones, el oro, el petróleo y el euro.

Atenas convocó a una nueva ronda electoral para el 17 de junio después que fracasaron las conversaciones de coalición encaminadas a formar un nuevo gobierno. El presidente dijo que los ahorradores están sacando cientos de millones de euros de los bancos, debilitando aún más el sistema financiero del país.

La causa principal de los temores de los inversionistas es que Grecia se retire de la eurozona, lo cual generaría un caos en los mercados globales.

En Estados Unidos el día estuvo relativamente tranquilo, pero Wall Street cerró con otro declive, en un mes que lleva descensos incesantes. El Dow perdió 33,45 puntos y se ubicó en 12.598,55 — su novena caída en 10 días_, mientras que el índice Standard & Poor's 500 bajó 5,86 unidades para acabar en 1.324,80.

El índice compuesto Nasdaq perdió 19,70 puntos, a 2.874,04.

El Dow ha estado cayendo casi en forma ininterrumpida desde el 1 de mayo, cuando cerró a su mejor nivel en cuatro años. Desde entonces solamente ha tenido un día en terreno positivo, una ganancia de 20 puntos el 10 de mayo.

El índice ha perdido el 4,4% en mayo y se encamina a cerrar su primer mes con pérdidas desde septiembre.

"Estamos en un período en el que hay poca convicción para comprar", dijo Richard Cripps, director de inversiones en la correduría Stifel Financial. "El camino por delante es demasiado incierto debido a los temores europeos y la elección presidencial más adelante este año".

Por su parte, el dólar continuó su ascenso de dos semanas frente al euro. El billete verde mejoró a 1,27 por cada moneda única europea, su mejor posición desde enero, influido por la preocupación de los corredores de que Grecia abandone la eurozona y las consecuencias de ello.

En cuanto al petróleo, el crudo de referencia en Estados Unidos bajó 1,17 dólares y cerró en 92,81 dólares por barril, su nivel más bajo en siete meses. Ha perdido casi el 13% desde que comenzó mayo.

El precio del oro disminuyó 18,60 dólares y cerró en 1.538 dólares, su mínimo desde diciembre. El metal se acerca a un declive del 20% — lo que puede se ajusta a la definición tradicional de un mercado bajista — frente a los 1.907 dólares que alcanzó en septiembre.

Además de la fortaleza del dólar, otro factor importante en el agudo declive del oro fue el exagerado optimismo en torno a las perspectivas del metal como inversión, dijo Jon Nadler, analista de Kitco Metals, con sede en Montreal. "Efectivamente, la realidad ya ha alcanzado al mercado", afirmó.

A medida que los inversionistas buscaron la seguridad de los bonos gubernamentales estadounidenses, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a su menor nivel del año, el 1,76%.

En Europa, el índice FTSE 100 de las principales acciones británicas bajó el 0,6% a 5.405, mientras que el DAX de Alemania perdió el 0,26%, ubicándose en 6.384. El CAC-40 en Francia ganó el 0,31% y registró 3.048 puntos.

En Asia, el Nikkei 225 de Japón retrocedió el 1,1% para finalizar en 8.801,17 puntos, su nivel más bajo desde el 30 de enero, influido por noticias económicas desalentadoras.

___

Los periodistas de The Associated Press Pan Pylas en Londres y Pamela Sampson en Bangkok contribuyeron con este despacho.