Diferentes gremios de trabajadores y médicos de la Caja de Seguro Social (CSS) dijeron hoy que la huelga nacional que iniciaron hace tres días por reivindicaciones laborales continuará indefinidamente, mientras la entidad de salud informó de que la atención a los asegurados y pacientes es normal.

"El paro continúa ya indefinido", dijo a Efe el secretario general de la Asociación Nacional de Funcionarios Administrativos de la Caja de Seguro Social (Anfacss), Gerardo González.

González denunció que hay "una serie de amenazas" contra la huelga y una campaña de "persecución e intimidación" ordenada por el director de la CSS, Guillermo Saéz Llorens, contra los dirigentes gremiales y trabajadores que participan en la protesta.

Frente a eso se ha declarado el carácter indefinido de la huelga, a la que se han sumado otros gremios, agregó el líder de la Anfacss.

Destacó que la huelga está "mucho más fuerte" porque están exigiendo la restitución de seis trabajadores destituidos y el respeto a la libertad gremial y de expresión "como condición" para cualquier tipo de negociación con las autoridades de la CSS.

Los trabajadores fueron destituidos por su supuesta vinculación a los disturbios de este martes en una protesta en hospitales de la CSS en la capital y la ciudad atlántica de Colón, que el subdirector de la entidad, Marlon de Souza, calificó como algo "bochornoso y fuera de contexto".

La administración de la CSS ha señalado que está abierta al diálogo si se levanta el paro, a lo que el secretario general de la Anfacss respondió que las negociaciones tienen que ser "en medio del paro" porque, dijo, "nosotros no le creemos, estamos en un Gobierno sin credibilidad, ellos engañan a todo el mundo".

Agregó que el sacerdote Eduardo Muñoz está tendiendo un puente para el diálogo con el Gobierno, y también se ha ofrecido como mediador.

Los gremios señalan que la huelga es por el incumplimiento por parte de la CSS y el Ministerio de Salud de acuerdos consignados anteriormente para tratar los temas de políticas de salud, como equipamiento, recurso humano, capacitación, libertad gremial y escalas salariales, entre otros.

Además de la Anfacss, la huelga también tiene el apoyo de la Coordinadora Nacional de Gremios Profesionales y Técnicos de Salud (Conagreprotsa), la Asociación Nacional de Trabajadores Manuales de la Caja de Seguro Social (Anadetram) y la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal).

Estos gremios aseguran que el 85 % de los más de 20.000 trabajadores apoyan la protesta.

No obstante, la CSS informó en un comunicado de que en el tercer día de la huelga y, "a pesar de los desórdenes", la asistencia de asegurados y la atención médica "se mantienen normales", y también la afluencia de pacientes a las policlínicas y hospitales.