La Embajada mexicana en Caracas fue hoy objeto de un asalto, el tercer hecho delictivo que sufre desde enero, según informaciones de medios locales no confirmadas ni desmentidas todavía por las autoridades venezolanas o la representación diplomática.

El edificio de la Embajada en el residencial barrio caraqueño de Las Mercedes fue objeto de un asalto la pasada madrugada protagonizado por tres personas, dos de las cuales fueron capturadas, según la edición digital del diario El Universal.

El medio señaló que los ladrones dejaron abandonados una "cámara digital, un lapicero y una mini-radio", sin dar más detalles sobre el asalto.

Una fuente de la Embajada mexicana en Caracas consultada por Efe no confirmó ni desmintió el incidente y se remitió a un comunicado que emitirá en las próximas horas.

Este es el tercer acto delictivo que afecta a la misión diplomática mexicana y uno más en la ya larga lista de incidentes que afectan desde hace meses a los representantes de países extranjeros en Venezuela.

El embajador de México en Venezuela, Carlos Pujalte, fue víctima en enero pasado de un secuestro exprés junto a su esposa, Paloma Ojeda. Ambos permanecieron unas horas en poder de sus captores.

Las autoridades mexicanas pidieron entonces una "investigación exhaustiva" que hasta el momento se ha traducido en la detención de cuatro personas como presuntos autores.

El mes pasado la residencia de Pujalte fue objeto de un robo durante una ausencia del diplomático.

En el hurto le fueron sustraídos 40.000 dólares en equipos electrónicos y de entretenimiento y en joyas. En este caso fueron detenidos varias personas encargadas de la seguridad del inmueble.

Los incidentes contra la misión de México no han sido los únicos.

En noviembre pasado, el cónsul chileno en Caracas, Juan Carlos Fernández, fue también víctima de un asalto cuando salía de un hotel y permaneció dos horas en poder de sus captores, durante las cuales resultó herido de bala y recibió golpes y amenazas.

A mediados de marzo la hija del cónsul chileno en Maracaibo, Fernando Berendique, murió tiroteada en un control policial, en un caso por el que hay procesados doce agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Los funcionarios policiales supuestamente dispararon contra Karen Berendique por no detener su vehículo en un retén de la Policía, en un caso que causó conmoción e indignación en Chile y que fue repudiado por el Gobierno venezolano.

El mes pasado el agregado comercial de Costa Rica en Caracas, Guillermo Cholele, permaneció dos días secuestrado.

Tras este último incidente, el Gobierno venezolano anunció la conformación de un cuerpo de custodia para los diplomáticos acreditados en el país.