El italiano Roberto Ferrari (Androni-Giocattoli) dio la sorpresa en la undécima etapa del Giro de Italia, entre Asís y Montecatini Terme, de 255 kilómetros, al imponerse al esprint por delante de los favoritos, mientras que el español Joaquim "Purito" Rodríguez mantuvo la 'maglia' rosa.

De nuevo un esprint marcado por las caídas. La última curva antes de cada recta de llegada parece marcada para los accidentes. Hoy no fue una excepción y varios corredores se fueron al asfalto. No fue el caso de Ferrari, de 29 años, que fue el más rápido, imponiéndose a su compatriota Francesco Chicchi (Omega Pharma-Quick Step) y al lituano Tomas Vaitkus (Orica-GReenEDGE).

El británico Mark Cavendish (Sky), campeón del mundo, señalado como principal favorito, hubo de conformarse con la cuarta plaza. El tiempo del ganador fue de 6h.49.05.

A pesar del trabajo del Sky en los kilómetros finales, donde impuso su ritmo, Cavendish se quedó sin fuerzas a la hora de la verdad. Ferrari, que en la tercera etapa fue sancionado por provocar una caída que perjudicó sobre todo al maillot arco iris del pelotón, se coló para ser el rey de la fiesta, logrando si primera victoria en el Giro y la cuarta de la temporada.

Purito Rodríguez mantuvo la maglia rosa que conquistó en Asís y afrontará como líder la duodécima etapa entre Saravezza y Sestri Levante, de 155 kilómetros, jornada de media montaña.