El nuevo ministro de Defensa de Perú, José Urquizo, anunció hoy el aumento del presupuesto para labores de inteligencia para combatir al grupo armado que opera en el sur del país y la reactivación de los "comités de autodefensa", formados por pobladores que combatían al terrorismo con armas entregadas por el Estado.

Durante una ceremonia de reconocimiento de los altos mandos castrenses, Urquizo dijo que el presidente del país, Ollanta Humala, ha dispuesto "la mejora sustancial del presupuesto para inteligencia y el equipamiento necesario" de las Fuerzas Armadas con el objetivo también de luchar contra el narcotráfico.

En ese sentido, Urquizo dijo que las actuales amenazas a la seguridad responden al "debilitamiento de la capacidad del Estado para producir inteligencia necesaria".

El ministro, que asumió el cargo hace dos días, agregó que otra de las medidas que emprenderá su gestión será la reactivación de los "comités de autodefensa", formados por los pobladores y que en las décadas de los años ochenta y noventa combatieron al terrorismo con armas proporcionadas por el Estado.

Urquizo remarcó que la estrategia que se aplica en el convulsionado Valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), un área selvática del sur del país, donde coexisten un grupo armado y el narcotráfico, "tiene la finalidad de separar a la población de las redes del narcotráfico, el terrorismo y cualquier economía ilegal".

Urquizo reemplazó a Alberto Otárola, que renunció la semana pasada.

Otárola y el ministro del Interior, Daniel Lozada, renunciaron la semana pasada de manera irrevocable mientras en el Congreso se preparaba la votación de una moción de censura contra ellos tras la muerte de diez militares y policías a manos de "narcoterroristas".