Los exfutbolistas brasileños Pelé, Zagallo, Dino Sani, Djalma Santos, Mazzola, Pepe y Zito, campeones mundiales en Suecia'58, acudirán al amistoso del 15 de agosto entre Brasil y Suecia que servirá de despedida del estadio Rasunda de Estocolmo, escenario de la final de ese Mundial y que será demolido.

La presencia de los siete campeones mundiales en el amistoso fue anunciada hoy en un comunicado por la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), cuyo presidente, José María Marín, también estará presente.

El partido entre Brasil y Suecia reeditará la final del Mundial de 1958, en la que los brasileños conquistaron el primero de sus cinco títulos mundiales tras imponerse por 5-2 a los suecos con dos goles de Pelé, dos de Vavá y uno de Zagallo.

Según la CBF, los campeones mundiales de 1958, que viajarán junto con los convocados para el encuentro, serán homenajeados por la Federación Sueca de Fútbol en una ceremonia antes del amistoso.

"Será un honor, tantos años después, estar presente en este homenaje tan bonito que la Federación Sueca le rendirá a nuestros campeones. Todos fueron mis ídolos y tuve la felicidad de verlos jugar", afirmó Marín.

Pelé, en carta dirigida a la CBF, manifestó su satisfacción de volver a Suecia para el homenaje y pidió el honor de dar el puntapié inicial del choque amistoso.

El Rasunda, inaugurado en 1937, es la casa de la selección sueca y actualmente tiene capacidad para 36.000 espectadores. El estadio será demolido para dar lugar a un recinto más moderno y con mayor capacidad.