La organización hondureña Francisco Morazán condenó hoy el asesinato del periodista Alfredo Villatoro y exigió al Gobierno de Honduras detener a los responsables del secuestro y muerte del coordinador de noticias de una de las emisoras más importantes de la nación centroamericana.

"Exigimos al Gobierno que ponga todo su esfuerzo y proceda a la captura de estos asesinos que están llevando a un caos a nuestro país", dijo el presidente de ese grupo, Francisco Portillo, con sede en Miami (EE.UU).

Villatoro, de 47 años, había sido secuestrado la madrugada del pasado día 9, al parecer por seis hombres, cuando se dirigía a su trabajo en la emisora HRN, una de las dos cadenas más importantes de de Honduras.

El cuerpo de Villatoro fue hallado en la noche del martes al sur de Tegucigalpa vestido con un uniforme de la Policía y presentaba varias heridas de bala en la cabeza.

Los ojos, nariz y boca del periodista estaban cubiertos con un pañuelo rojo, informaron medios locales.

"Nuestra solidaridad con el gremio periodístico, sabemos que nadie los callará, al contrario, hay que agarrar más fuerza y seguir denunciando todos los atropellos de la corrupción", alentó Portillo en un comunicado.

El activista advirtió que Honduras está a punto de convertirse "en un caos y nadie hace nada. Ya basta, exigimos orden en nuestro país y pedimos un verdadero apoyo a Estados Unidos" para combatir la violencia.

Expresó su esperanza de que el asesinato de Villatoro y de otros periodistas no queden en la impunidad.

"Al presidente (Porfirio) Lobo, el país se le está yendo de las manos", dijo.

En los dos últimos años, 23 periodistas han muerto de manera violenta en Honduras, según fuentes de esa nación centroamericana.