Primero surgieron las quejas porque la ganadora del certamen de belleza Miss Mundo Fiyi parecía demasiado occidental como para representar al país; después se cuestionó su edad y ahora, tras la destitución de la ganadora de 16 años, uno de los jueces dice que el concurso estaba arreglado.

El certamen resultó un desastre en este país del Pacífico sur de cerca de 900.000 habitantes. El director ha evitado responder preguntas y los admiradores de la reina destronada, Torika Watters, corrieron a internet para apoyarla.

Watters fue coronada Miss Mundo Fiyi el mes pasado por un panel de jueces internacionales, encabezado por la modelo neozelandesa Rachel Hunter, y ganó la posibilidad de representar al país en la competencia mundial en China en agosto.

Poco después, decenas de personas publicaron mensajes en la página de Miss Mundo Fiyi en Facebook cuestionando si Watters, quien tiene orígenes raciales diversos, representaba la belleza de Fiyi o si era un reflejo de los ideales occidentales.

Dos semanas después del concurso, Watters escribió en su página de Facebook, que el director del certamen Andhy Blake le dijo que no podía competir para Miss Mundo porque era demasiado joven. El concurso internacional pide que las participantes tengan al menos 17 años, pero Watters dijo que Blake le había asegurado que "estaba bien" el que se inscribiera, porque había recibido la aprobación de los organizadores internacionales para su solicitud.

Lor organizadores del concurso en Fiyi anunciaron el fin de semana a una nueva ganadora: Koini Vakaloloma, de 24 años.

Un mensaje publicado el martes en la página de Miss Mundo Fiyi en Facebook decía que Watters había renunciado voluntariamente y que los reportes que relacionaban la decisión al racismo o a su edad eran "falsos".

"A pesar de todas las noticias negativas alrededor de nuestro concurso, seguimos defendiéndonos contra los señalamientos y acusaciones", decía el mensaje. La página de Facebook no podía ser vista el miércoles.

Se intentó establecer contacto con Blake el miércoles sin obtener respuesta.

Ni Hunter no los organizadores de Miss Mundo devolvieron las llamadas que se les hicieron.

Otro de los seis jueces, el diseñador de modas fiyiano Hupfeld Hoerder, dijo a The Associated Press el miércoles que todo el proceso del jurado fue un desastre.

Agregó que no se tomaban notas ni había un criterio para juzgar durante la competencia y que desde el principio Blake los presionó para que nombraran ganadora a Watters. En protesta Hoerder se negó a asistir a la noche de la coronación.

"Todos dicen que se trata de racismo", dijo Hoerder. "Pero se trata de ética en un concurso que no tenía ética".

Watters escribió en su página de Facebook que dejaba la capital para ir con su madre en la ciudad de Nadi.

___

Nick Perry está en Twitter como http://twitter.com/nickgbperry