Los momentos más destacados del reinado de Isabel II de Inglaterra y las imágenes más icónicas de la soberana, captados en fotografías y pinturas, centran una exhibición de la Royal Portrait Gallery de Londres, con motivo del Jubileo de Diamantes, el sesenta aniversario de su subida al trono.

"La Reina: Arte e Imagen" es el titular de esta muestra, muy pequeña, pero en la que se pueden contemplar las representaciones más famosas de Isabel II, desde su ascenso al trono en 1952 hasta los acontecimientos más recientes de su reinado.

La exposición está distribuida en tres salas y podrá visitarse desde mañana hasta el 21 de octubre, con motivo de las celebraciones nacionales del jubileo, que tendrán lugar entre el 2 y el 5 de junio.

El comisario de la muestra, Paul Moorhouse, dijo hoy a Efe que no es una muestra oficial, pues no ha intervenido el Palacio de Buckingham (residencia oficial de la Familia Real británica), pero "intenta reflejar, a través de fotografías y pinturas, la imagen que se ha formado la población de la reina".

La galería ha colgado retratos oficiales, instantáneas tomadas por fotógrafos de prensa y pinturas de artistas de renombre como Lucian Freud, Gilbert y George, Andy Warhol y Gerhard Richter.

Entre los fotógrafos más famosos están Annie Leibovitz, Dorothy Wilding, Cecil Beaton y Chris Levine.

Este último fotógrafo hizo uno de las instantáneas más impactantes: el del rostro de una reina con el cabello gris y arrugas visibles, portando una corona y con los ojos cerrados.

La National Portrait Gallery también refleja los cambios en las modas y los momentos históricos más destacados vividos por Isabel II, desde su llegada de un viaje por Kenia en 1952 a la muerte de su padre, Jorge VI, que significó su ascensión al trono, hasta la respuesta popular tras el fallecimiento de Diana, princesa de Gales, el 31 de agosto de 1997.

Junto a este material, la galería exhibe billetes, monedas y revistas satíricas con el rostro de la reina, además de imágenes de televisión de la coronación.

Por primera vez se presenta una foto de grandes dimensiones de la reina y el duque de Edimburgo tomada en abril de 2011 por el artista alemán Thomas Struth por encargo de la misma National Portrait Gallery, con motivo del Jubileo de Diamantes.

Esta es considerada una de las fotos más importantes, al haber sido realizada con una cámara de gran formato con luz natural.

También se puede ver por primera vez una pintura icónica de la reina, vestida con el uniforme de la Jarretera y que hizo el artista Pietro Annigoni entre 1954 y 1955.

Otro de los trabajos más impactantes es el de "Isabel vs. Diana", del artista coreano Kim Dong-yoo, quien creó un lienzo de 227 por 181 centímetros a partir de 1.106 imágenes diminutas de Diana de Gales, aunque a distancia se ve el rostro de Isabel II.

El director de la galería, Sandy Nairne, dijo que Isabel II es "la persona más retratada de la historia británica, lo que refleja su largo reinado y también el respeto y el afecto que se le tiene".