Dos de los siete técnicos iraníes que permanecían secuestrados en Siria desde diciembre pasado han sido liberados por sus captores, según dijo el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Ramin Mehmanparast, informó hoy la televisión oficial iraní en inglés, PressTV.

De este modo, sólo siguen en poder de sus captores cinco de los 29 iraníes secuestrados en Siria por grupos armados opositores al régimen de Damasco entre diciembre, enero y febrero pasados.

En su información, la emisora de TV no facilita más datos sobre la liberación de los dos técnicos, secuestrados, igual que sus cinco compañeros, en las cercanías de la ciudad central siria de Homs, donde participaban en la construcción de una planta eléctrica.

El 13 de mayo, siempre con la mediación de Turquía, fueron liberados los dos últimos de los 22 peregrinos iraníes secuestrados en Siria entre enero y febrero pasados, y sólo quedaban en poder de los grupos opositores armados los siete técnicos.

Según un portavoz del grupo armado que capturó a estos siete especialistas, cinco son técnicos que trabajaban en las obras del la central eléctrica y los otros dos militares iraníes del Cuerpo de Guardianes de la Revolución, extremo este que Teherán ha negado y ha insistido en que son todos técnicos.

Irán, que reprimió sangrientamente las protestas por las denuncias de fraude en sus últimas elecciones presidenciales de 2009, ha apoyado los levantamientos y revoluciones de la "primavera árabe", que Teherán denomina "despertar islámico", en Túnez, Egipto, Libia, Yemen, Baréin, Jordania y Arabia Saudí.

Sin embargo, la República Islámica de Irán respalda firmemente al régimen sirio del presidente Bachar Al Asad, su principal aliado árabe.

Según Teherán, los levantamientos contra el régimen de Damasco están promovidos por potencias extranjeras, en especial Estados Unidos y algunos países Árabes, y en ellos intervienen grupos terroristas contrarios a Al Asad.

La oposición siria ha acusado a Irán de apoyar la represión del régimen de Al Asad con asesoramiento y ayuda militar, tanto de personal como de armamento.