Grecia busca hoy un gobierno interino que lleve al país hasta las próximas elecciones generales, previsiblemente el próximo junio, en un ambiente de incertidumbre que arrastra al euro y los mercados.

El presidente de Grecia, Karolos Papulias, tiene previsto reunirse hoy a las 13.00 (10.00 GMT) con los líderes de todos los partidos parlamentarios para intentar pactar dicho gobierno y la personalidad que lo encabece.

La fecha oficial de las elecciones será conocida el viernes por la tarde o el sábado.

La incertidumbre en Grecia, la posibilidad de que un partido contrario a los acuerdos de rescate pactados con la comunidad internacional pueda salir ganador de la cita electoral y las dudas sobre la propia permanencia del país en el euro, han vuelto a sobresaltar al mundo político y económico de la UE.

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, dijo hoy a una radio alemana que no veía posibilidades de renegociar el paquete de rescate a Grecia e insistió en que Atenas cumpla con los programas de ajuste si quiere contar con la ayuda.

"Tras las nuevas elecciones, quienes sean elegidos tienen que decidir si aceptan las condiciones. Todos queremos que Grecia permanezca en la eurozona pero para ello no hay un camino fácil y se necesita un gobierno estable que esté dispuesto a emprender el camino que hemos diseñado", dijo el ministro.

El ministro de Exteriores, Guido Westerwelle, calificó el fracaso de las conversaciones para formar un nuevo gobierno en Grecia de duro golpe a la credibilidad en la disposición del país a realizar las reformas acordadas.

"En las nuevas elecciones se necesita un voto de confianza para Europa de los griegos", dijo Westerwelle.

En su primera reunión con el nuevo presidente francés, la canciller alemana Angela Merkel dijo ayer: "Queremos que Grecia permanezca en el euro. Sabemos que la mayoría de los griegos lo quieren",

La apertura de los mercados refleja esta incertidumbre y la cotización del euro ha descendido hoy hasta 1,2669 dólares.

La prima de riesgo española repuntaba hoy hasta los 507 puntos básicos por el pánico de los mercados a que los problemas de Grecia se extiendan a otras zonas sensibles de Europa.

El interés que se paga por la compra de bonos españoles a diez años -cuya diferencia con los alemanes del mismo plazo determina la prima de riesgo- subía de nuevo al 6,508 % desde el 6,322 % de este martes.

El bono germano, por su parte, ofrecía un rendimiento del 1,437 % a primera hora, después de cerrar este martes en el 1,469 %.

Las bolsas europeas abrían con caídas: París bajaba un 0,77 por ciento, Milán un 0,82; Londres un 1,03 y Francfort un 1,30 por ciento. Tokio cerró con una caída del 1,11 por ciento.