El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación de España, José Manuel García-Margallo, comenzó hoy en Brasilia una visita de tres días a Brasil con el objetivo de fortalecer las relaciones políticas y económicas bilaterales.

El canciller brasileño, Antonio Patriota, recibió al ministro español al mediodía en la entrada del Palacio Itamaraty, sede del ministerio de Relaciones Exteriores, y ambos posaron para los fotógrafos antes de dirigirse al despacho del anfitrión para una reunión de trabajo.

El jefe de la diplomacia española, que visita Brasil por primera vez, llegó acompañado por el embajador de España, Manuel de la Cámara.

Después de la reunión de trabajo, que podría durar cerca de una hora, los dos cancilleres darán una rueda de prensa y luego Patriota ofrecerá un almuerzo al ministro español y su comitiva.

La visita de García-Margallo reviste especial importancia puesto que España es el segundo inversor extranjero en Brasil, con un total acumulado de 85.000 millones de dólares, según datos del Gobierno brasileño.

Además de Brasilia, el jefe de la diplomacia española visitará mañana Sao Paulo, el motor económico del país, y el viernes estará en Río de Janeiro, un nuevo polo de inversiones por su condición de sede del Mundial de fútbol de 2014 y de los Juegos Olímpicos 2016.