La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, fue galardona hoy con el Premio de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información concedido por la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT) por su labor para acercar las nuevas tecnologías a todos los argentinos.

El galardón es otorgado anualmente por la UIT y el eslogan de este año es "Mujeres y Niñas en las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), dedicado a aquellos que trabajan en pro de acabar con la brecha tecnológica y la invisibilidad de las mujeres en el mundo de las telecomunicaciones.

Además de Fernández, la actriz estadounidense Geena Davis y la presidenta de la empresa Huawei, Sun Yafang, también fueron premiadas por su labor para "empoderar" a las niñas y las mujeres.

Ocupada con otras tareas oficiales, Fernández fue sustituida en la entrega de premios por el vicepresidente argentino, Amado Boudou, quien agradeció que se premiara "la voluntad del Gobierno argentino de luchar contra todo tipo de discriminación".

"La palabra clave es accesibilidad democrática. Poner a disposición de todos los habitantes del país las tecnologías sin discriminación de género", señaló Boudou, quien enumeró los tres programas que se enmarcan en ese plan.

"Una red de fibra óptica federal, la televisión digital abierta y Conectar Igualdad, un programa por el cual los tres millones de niños y niñas de primaria cuenten con un ordenador portátil que les haga accesible las tecnologías de la información sin diferencias", explicó.

Por su parte, la UIT premió a la actriz estadounidense por su labor al frente del Instituto Geena Davis sobre Mujeres y Medios, que promueve un equilibrio de género en los contenidos audiovisuales.

"Hicimos un estudio con diversas universidades en el que se demuestra que en los contenidos audiovisuales para niños, por cada tres personajes masculinos hay uno femenino, y éste es siempre estereotipado y, muy a menudo, hipersexualizado. Estamos dando a los niños una visión del mundo absolutamente distorsionada", aseveró Davis en su discurso de agradecimiento.

"Se analizó que el progreso conseguido en aras de lograr una paridad en la presencia de niños y niñas en los contenidos audiovisuales había sido del 0,7 por ciento en 20 años, con lo que a este paso se lograría el equilibrio de género en 700 años. Esto es inadmisible. El cambio debe ser ahora", dijo.

Por su parte, Yafang explicó como su empresa tiene programas en varios países para acercar las tecnologías de la comunicación a las mujeres, no sólo para incluirlas a la sociedad y conectarlas sino también para ayudarlas en su desarrollo socioeconómico.

No obstante, lamentó que, a pesar de los progresos conseguidos, aún quede mucho camino por recorrer, y señaló específicamente la escasa presencia de mujeres en cargos de alta responsabilidad, como el que ella misma ocupa.