El ministro español de Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, reiteró hoy en Brasil que su país y la Unión Europea (UE) desean un acuerdo comercial con el Mercosur, pero también que Argentina "cumpla las reglas" y pague un "precio justo" por la expropiación de YPF al grupo Repsol.

"Deseamos que el acuerdo con el Mercosur sea de región a región y que pueda ser aprobado por todos los Parlamentos" europeos, pero para eso "todos los países que formen parte de una asociación" de esa naturaleza deben "ajustarse a las reglas" internacionales, dijo el ministro español junto al canciller brasileño, Antonio Patriota.

Según García-Margallo, ajustarse a las reglas supone cumplir las normas y determinaciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones del Banco Mundial (Ciadi), que son los escenarios adecuados para resolver esas disputas.

El grupo español Repsol inició precisamente este martes el trámite para llevar a un arbitraje internacional la nacionalización de YPF con la remisión de una carta a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, en la que declara la existencia de una controversia en la expropiación, aprobada el pasado día 3 por el Parlamento argentino, a propuesta del Gobierno.

Tras ese primer paso, se abre un plazo de seis meses para que las partes intenten llegar a un acuerdo negociado antes de que Repsol presente definitivamente una demanda arbitral ante el Ciadi.

El ministro español puntualizó que "nadie en la UE cuestiona los modelos económicos de un país" ni su opción por "la autosuficiencia o la autosoberanía energética", que consideró "un derecho", así como también la decisión de expropiar empresas del sector.

"Lo que sí decimos es que esa expropiación debe hacerse con un procedimiento arreglado y mediante un precio justo", dos puntos que en el caso de la decisión de Argentina en torno a las acciones que tenía Repsol en YPF no se han cumplido, afirmó.

García-Margallo subrayó que las relaciones de España y Argentina "han sido tradicionalmente muy estrechas" y expresó su deseo de que así continúen, además de reiterar que el Gobierno español desea que este conflicto se resuelva mediante el diálogo y la negociación.

"Seguimos intentando llegar a un acuerdo con Argentina y así restablecer unas relaciones que nunca debían haberse empañado de alguna manera por todo este tema", indicó García-Margallo, quien además expresó su confianza en que "Gobiernos amigos", como el de Brasil, "ayudarán en este tema".

En relación a las negociaciones UE-Mercosur, Patriota dijo que Brasil, que asumirá la presidencia rotativa del bloque suramericano a fines de junio próximo, también apuesta por el éxito de un acuerdo "bi-regional", que consideró de "importancia estratégica".

Según Patriota, la UE está "negociando con muchos países" y, ante las escasas perspectivas de que sea retomada la Ronda de Doha en la OMC, el Mercosur y Brasil deben "prestar mucha atención a las oportunidades que se presentan".