Egipto y Libia jugarán a puerta cerrada sus partidos en junio por las eliminatorias mundialistas, anunció el miércoles la FIFA, mientras las medidas de seguridad para los partidos en Malí, Nigeria y Kenia están bajo escrutinio.

Los partidos Egipto-Mozambique en Alejandría el 1 de junio y Libia-Camerún en Sfax, Túnez, el 10 del mismo mes, serán a puerta cerrada, informó por escrito el organismo mundial de fútbol a The Associated Press. La FIFA indicó que la decisión la tomaron las autoridades locales y las federaciones de fútbol de esos países.

El partido de Malí contra Argelia podría trasladarse a otro país después que el presidente malinés fuera derrocado en un golpe de estado.

La FIFA también está revisando los planes de seguridad en Nigeria para el partido contra Namibia en la ciudad de Calabar, en el sureste del país, y dijo que será "completa y muy meticulosa". El partido se iba a jugar en Kaduna, en el centro de Nigeria, antes de que extremistas islámicos atacaran el lugar con explosivos.

El organismo mundial y la Confederación Africana de Fútbol todavía no deciden si el partido Malí-Argelia se realizará en Malí a raíz de la reciente violencia en la capital Bamako después del golpe de Estado en marzo y las batallas de este mes que involucran a fuerzas que se oponen al golpe.

Dos equipos extranjeros, Sunshine Stars de Nigeria y Al-Ahly de Egipto, se quedaron varados en Bamako hace dos semanas durante los entrenamientos después de jugar en partidos de la Liga de Campeones de Africa.

La FIFA indicó que ha estado evaluando la situación en Malí desde marzo. La semana pasada Argelia solicitó que se cambiara de sede el partido a un lugar neutral debido a la inestabilidad.