El Río Negro, uno de los principales afluentes del río Amazonas, alcanzó hoy los 29,78 metros, el mayor nivel en su historia, debido a las intensas lluvias que afectan a la región amazónica desde hace tres semanas.

El río esta 12,46 metros por encima de su nivel normal, informó a Efe la Secretaría Nacional de Defensa Civil.

Las precipitaciones han contribuido a aumentar el nivel de este río, que pasó un centímetro por encima el récord alcanzado en las inundaciones de 2009, hasta entonces consideradas las más intensas.

Las fuertes precipitaciones que afectan a la zona han dejado en situación de emergencia a 49 de los 62 municipios del estado del Amazonas (norte), informó la estatal Agencia Brasil.

Según datos de la alcaldía de Manaus, capital del estado, más de 18.000 personas tuvieron que ser socorridas en la ciudad.

Junto con el agua llegan basura y residuos orgánicos, lo que perjudica a parte de la población, que presenta síntomas de diarrea, vómitos y dolores de cabeza, informó la municipalidad en un comunicado.

Las autoridades junto con Defensa Civil llevan a cabo acciones como la retirada de basura de los desagües, la construcción de pasarelas, la distribución de agua potable y alimentos básicos.

Debido a las lluvias decenas de ríos se han desbordado en muchos puntos y obligado a evacuar a las poblaciones ribereñas, informó la Secretaría Nacional de Defensa Civil.

El Servicio Geológico de Brasil informó que la situación podría empeorar porque se estima que el nivel del Río Negro podría pasar los 30 metros.

El gobierno brasileño anunció el 10 de mayo que va a asignar 350 millones de reales (184 millones de dólares) en ayudas para la región amazónica, debido a estas intensas lluvias que han afectado ya a unas 350.000 personas en toda la región.