El Índice de Clima Económico (ICE) de América Latina subió en abril a 5,2 puntos, su mejor nivel desde los 5,8 puntos de julio de 2011, según un estudio divulgado hoy por el centro privado de estudios económicos Fundación Getulio Vargas (FGV).

El indicador del clima para los negocios en América Latina viene en recuperación desde octubre de 2011 cuando registró su peor nivel en dos años (4,4 puntos), como consecuencia de la crisis económica internacional, según la evaluación trimestral realizada en conjunto por la FGV y la Universidad de Múnich (Alemania).

Pese a que el índice de abril subió con respecto a los 5,0 puntos registrados en enero de este año, aún no ha recuperado los 5,6 puntos medidos en el cuarto mes de 2011.

El ICE está compuesto por el Índice de Situación Actual (ISA), que es una evaluación coyuntural, y por el Índice de Expectativas (IE), la proyección para los próximos seis meses.

Según el estudio, que consultó a 149 especialistas de 18 países, mientras que el ISA cayó desde 5,8 puntos en enero hasta 5,6 en abril, el IE subió de 4,2 a 4,8 puntos en el mismo período.

De acuerdo con la FGV, pese a que los analistas esperan una recuperación de la economía de la región en los próximos meses, América Latina aún está en fase de "declinación del ciclo económico".

Por países, sólo tres de los once analizados registraron un empeoramiento del clima para los negocios entre enero y abril: el ICE bajó de 4,7 puntos a 3,4 en Argentina; de 4,2 a 3,0 puntos en Paraguay y de 4,5 a 3,4 puntos en Venezuela.

Los países en los que más subió el ICE en el periodo fueron Perú, cuyo indicador subió de 6,4 a 7,2 puntos, Chile (de 4,9 a 6,2), Ecuador (de 6,0 a 6,7), Bolivia (de 4,3 a 5,0) y México (de 4,1 a 4,8).

El indicador permaneció estable en Brasil (6,2 puntos) y en Colombia (6,7), y subió ligeramente en Uruguay, de 6,3 a 6,4 puntos.

Perú (7,2 puntos) desplazó a Colombia (6,7 puntos) como el país con mejor clima para los negocios en América Latina, en tanto que Paraguay (3,0) sustituyó a México (4,8) como el peor.

Según los especialistas consultados por el estudio, los problemas que causaron la caída del indicador en Argentina son "inflación, falta de confianza en las políticas del Gobierno y falta de competitividad".

En Paraguay, la situación empeoró por "falta de confianza en las políticas del Gobierno, falta de competitividad, falta de mano de obra calificada, desempleo y escasez de capital".

El principal problema para Chile y para Perú es la falta de mano de obra calificada; para Colombia, la falta de competitividad, y para Bolivia, la falta de confianza en las políticas del Gobierno.

Ecuador sufre falta de confianza en las políticas públicas y de competitividad, a Brasil le falta mano de obra calificada y competitividad y Uruguay padece por barreras a las exportaciones, inflación, falta de competitividad y falta de mano de obra calificada.

En Venezuela se conjugan inflación, falta de confianza en las políticas públicas, falta de competitividad, de mano de obra calificada, además de barreras a las exportaciones y déficit público.