La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, está "alentada" por el debate abierto por el nuevo presidente francés, François Hollande, para que la Unión Europea (UE) adopte políticas económicas orientadas al crecimiento.

En una entrevista que hoy publica el diario USA Today, la titular de Exteriores evitó trazar una comparación entre el enfoque preferido por Hollande y el que impulsó el anterior presidente de Francia Nicolas Sarkozy, centrado en las medidas de austeridad.

Clinton recordó que, desde hace meses, Estados Unidos recomienda a Europa "que se realicen modificaciones a la mera austeridad, para que pueda haber crecimiento, tanto por razones económicas como políticas".

"Estoy alentada por las recientes declaraciones de líderes políticos y económicos europeos de que existe una voluntad de intentar encontrar un consenso en torno al crecimiento", señaló la secretaria de Estado.

"Creo que dentro del debate europeo puede haber algunas voces más altas que antes en lo que se refiere a (las políticas de) crecimiento, pero el enfoque general de cómo apoyamos a Europa no ha cambiado. Queremos que Europa se ponga de nuevo en pie, y creemos que necesita una combinación de austeridad y crecimiento", añadió.

Tras una reunión este martes en Berlín con la canciller alemana, Angela Merkel, Hollande aseguró que Alemania y Francia estudiarán juntas ideas para renegociar el pacto fiscal de la UE y completarlo con medidas para fomentar el crecimiento y la creación de empleo, una de las promesas de su campaña para las presidenciales galas.

El recién investido presidente francés viajará este fin de semana a Estados Unidos para participar en la Cumbre del G8 que tendrá lugar este fin de semana en Camp David (Maryland), y posteriormente en la de la OTAN, que se celebrará a continuación en Chicago.

"Estamos en contacto a todos los niveles con aquellos que serán asesores y funcionarios en el nuevo Gobierno francés", aseguró Clinton.

"Sabemos que él tiene un enfoque político diferente, al igual que ocurre aquí cuando un republicano llega al poder después de un demócrata. Pero la profundidad y la fuerza de nuestra relación hace que podamos adaptarnos a quien sea el líder en cada momento, al apoyarnos en una base muy fuerte", señaló.