Un caballo árabe se asustó el martes durante una sesión de fotos en una playa de California y se internó en el mar, donde nadó durante poco más de 1,5 kilómetros (una milla) antes de que rescatistas llegaran a él y lo ayudaran a regresar a la orilla.

El capitán Jay Irwin, del departamento de bomberos de Carpinteria-Summerland, dijo al Santa Barbara News-Press (http://bit.ly/LSknaq) que la cabeza blanca del caballo parecía una gaviota balanceándose en el agua.

El propietario Mindy Peters comentó que el caballo de seis años, cuyo nombre es Heir of Temptation (Sucesor de tentación), participaba en una sesión de fotografía sobre la playa cuando se asustó debido a las olas y se alejó, primero corriendo y luego nadando.

Nadadores rescatistas ayudados por la Patrulla del Puerto de Santa Bárbara y empleados de parques estatales encontraron al caballo a 1,5 km de distancia mientras llegaba la oscuridad.

A las 8:30 p.m., el caballo estaba nuevamente en tierra, en buen estado.