Los constructores en Estados Unidos comenzaron a trabajar en más viviendas y apartamentos nuevos en abril y solicitaron más permisos para edificar casas. El incremento sugiere que el alicaído mercado de la vivienda está sanando.

El Departamento de Comercio indicó el miércoles que se construyeron 717.000 viviendas en abril, a una tasa anual ajustada. Esto representa 2,6% de incremento respecto de una cifra revisada al alza en marzo. Además, el número es cercano a las 720.000 viviendas construidas en enero, la mejor cifra en tres años. Aumentaron tanto la construcción de casas y como la de departamentos.

Los permisos de construcción, una señal de la actividad que habrá en el futuro, bajaron en abril a una tasa anual ajustada de 715.000, comparada con marzo, cuando alcanzaron su mejor nivel en tres años y medio. Sólo los permisos para construir casas subieron casi 2%.

Incluso con los avances, la tasa de construcción y los permisos solicitados están a la mitad de un ritmo considerado saludable. Pero el incremento, junto con un alza en la confianza de los constructores y un crecimiento laboral más fuerte, es una señal esperanzadora de que el mercado de la vivienda finalmente está comenzando a recuperarse casi cinco años después de la explosión de la burbuja inmobiliaria.

"Seguimos pensando que la vivienda ya tocó fondo y aunque la mejoría no será decidida ni rápida, las mejoras seguirán", opinó Dan Greenhaus, estratega de la correduría BTIG.

La confianza de los constructores ha subido desde finales del año pasado, en parte porque más personas han manifestado interés en comprar una casa. En mayo, el optimismo del sector aumentó a su mejor nivel en cinco años, según el índice de la Asociación Nacional de Constructores de Casas y Wells Fargo.

Los constructores reportaron mejores ventas y mayor tráfico de potenciales compradores, mostró el sondeo. La medida de confianza para las ventas en los próximos seis meses también aumentó.

Las recientes ganancias en el mercado laboral han facilitado que más estadounidenses compren una vivienda. En los últimos cinco meses se han creado 1 millón de empleos y la tasa de desocupación fue de 8,1% en abril, comparado con 9,1% de agosto. Además, las tasas hipotecarias han bajado a mínimos récord.