El capitán del Milan, Massimo Ambrosini, renovó su contrato con el club por un año hasta junio de 2013.

Ambrosini ha jugado la mayoría de su carrera con el Milan tras llegar procedente del Cesena en 1995, aparte de una temporada que fue cedido a préstamo al Vicenza.

El volante se convirtió en capitán después del retiro de Paolo Maldini en 2009.