El Ejército de Sudán aseguró hoy que responderá con la fuerza si el Gobierno sursudanés cumple su amenaza de que sus tropas entrarán mañana en la región fronteriza de Abyei, en disputa entre los dos países, si Jartum no se retira de la zona.

El portavoz de las Fuerzas Armadas sudanesas, Al Sauarmy Jaled Saad, advirtió que "Abyei se convertirá en un zona de conflicto armado si se produce la entrada de fuerzas sursudanesas y esto no es una mera diferencia que pueda resolverse mediante negociaciones".

"Si el Gobierno de Sudán del Sur opta por la alternativa militar (respecto a Abyei) y rechaza cumplir todos los llamamientos de la Unión Africana (UA) y de la ONU para que cese sus agresiones, las tropas sudanesas llevarán de manera cabal su labor", dijo Saad.

En declaraciones citadas por la agencia de noticias de Sudán, Suna, el portavoz castrense señaló que "Abyei no está expuesta a las amenazas de Sudán del Sur, ya que en esa zona están desplegadas fuerzas de la Unión Africana (UA)".

Además, el portavoz castrense adelantó que el Ejército de su país no ha rechazado una solución pacífica ya que aún pide a Yuba aceptar la formación de un comité de administración y vigilancia mixto para Abyei.

El Ejecutivo sursudanés amenazó recientemente con controlar militarmente Abyei si Jartun no retira también sus tropas de esa área.

La Unión Africana urgió recientemente a Sudán y Sudán del Sur a que resuelvan el estatus de Abyei, a lo que este último país respondió con el anuncio de la retirada de setecientos policías de ese área.

Sin embargo, Jartum ha condicionado el repliegue de sus 300 militares de Abyei al despliegue total de las fuerzas etíopes en el marco de la UA.

Ayer, el subsecretario sudanés de Exteriores, Rahmatulá Mohamed Ozman, dijo que su país teme un vacío administrativo en la zona si sus tropas se retiran de Abyei "sin tomar ninguna otra medida que pueda garantizar la estabilidad en el área".

El Consejo de Seguridad de la ONU emitió una resolución el pasado 2 de mayo que exige a los países el cese de acciones hostiles y la retirada de las tropas que mantienen en Abyei.

Las autoridades sudanesas y sursudanesas llegaron en junio de 2011 a un acuerdo en Adis Abeba para desmilitarizar Abyei y aceptaron el despliegue de una misión de paz extranjera.

Según el acuerdo, Sudán se comprometía a abandonar Abyei, una región cuyo estatus final no quedó claro tras la independencia de Sudán del Sur el pasado 9 de julio.

Jartum y Yuba se encuentran enfrentadas por la soberanía de Abyei y otras zonas fronterizas ricas en petróleo, lo que motivó el mes pasado una escalada bélica entre los dos países, que ahora intentan volver a la senda de las negociaciones.