Dominique Strauss-Kahn contrademandó el lunes por 1 millón de dólares a la mucama de un hotel de Nueva York que lo acusa de agresión sexual, al considerar que dañó gravemente su reputación con una acusación que calificó de falsa.

El político francés caído en desgracia y ex director del Fondo Monetario Internacional afirmó en documentos entregados a la corte que Nafissatou Diallo, originaria de Guinea, hizo una "acusación maliciosa, falsa y sin motivo" cuando dijo que la agredió en 2011 cuando llegó a limpiar su habitación.

Strauss-Kahn, casado y de 63 años, dijo que cualquier cosa que haya sucedido fue de consensual y ha negado cualquier hecho violento.

El caso criminal contra el ex funcionario galo fue desestimado después de que los fiscales perdieron la confianza en la credibilidad de Diallo. Entonces la mujer, de 33 años, presentó una demanda civil contra Strauss-Kahn. Este mes un juez rechazó el argumento de Strauss-Kahn de tener inmunidad diplomática.

Kenneth W. Thompson y Douglas H. Wigdor, los abogados de la mujer, consideraron la contrademanda como un "ardid desesperado".

Diallo dijo que Strauss-Kahn la persiguió, trató de arrancarle las pantaletas y la obligó a practicarle sexo oral.

Strauss-Kahn fue arrestado, renunció a su cargo al frente del FMI, pasó varios días en prisión y varios meses bajo arresto domiciliario antes de que los fiscales desestimaran el caso al considerar que Diallo mintió sobre sus antecedentes y cambió el relato de lo que hizo después de salir de la habitación del ex funcionario.

La contrademanda fue reportada primero por el diario New York Post.

Los abogados de Diallo dijeron que la difamación de Strauss-Kahn es ejemplo de la "actitud misógina" de un hombre que ahora enfrenta en Francia acusaciones preliminares de estar involucrado en una red de prostitución en hoteles.

La semana pasada, investigadores franceses también estaban estudiando acusaciones de que Strauss-Kahn estaría involucrado en una violación durante una orgía en un hotel de Washington en 2010. Por separado, una escritora francesa lo acusó el año pasado de tratar de abusar sexualmente de ella en una entrevista en 2003, una acusación que los fiscales dijeron que ocurrió hace mucho tiempo como para considerarla.

Strauss-Kahn niega todas las acusaciones.

The Associated Press por lo general no revela los nombres de personas que presumiblemente han sido víctimas de abuso sexual a menos que éstas lo reconozcan públicamente, como sucedió con Diallo.