El italiano Filippo Pozzato (Farnese Vini) no tomará la salida en la décima etapa del Giro de Italia, como consecuencia de una fractura en el escafoides de la mano derecha que se produjo en el final de la etapa de ayer.

Aunque el corredor manifestó, en un primer momento, su intención de seguir en carrera, la confirmación de la fractura y el mal estado de la mano, "hinchada y que le impide cerrarla y ejercer fuerza", según declaraciones del médico del equipo a la página web del mismo, le impiden subirse a la bicicleta.

Esta fractura es un golpe duro para Pozzato, que figuraba en el puesto 83 de la clasificación general a 26.33 minutos del líder canadiense de Garmin, Ryder Hesjedal, después de la rotura en la clavícula derecha que se produjo el pasado mes de febrero durante el Tour de Catar.