El presidente Ollanta Humala nombró a los nuevos ministros del Interior y de Defensa tras las renuncias forzadas de sus antecesores por la presión de la oposición ante los recientes fracasos en la lucha contra el grupo subversivo Sendero Luminoso.

Humala tomó juramento como ministro del Interior al ex general del Ejército, Wilver Calle, y como ministro de Defensa a José Urquizo, quien se desempeñaba como titular de la Producción. Gladys Triveño fue designada ministra de la Producción en reemplazo de Urquizo. Fue en una ceremonia breve y con escasos invitados en Palacio de Gobierno la noche del lunes.

Los nuevos ministros pertenecen al entorno de Humala, un ex teniente coronel del ejército de 49 años, que asumió la presidencia hace apenas 10 meses. Se trata del segundo cambio ministerial que se produce en el gabinete.

Los salientes ministros del Interior Daniel Lozada y de Defensa Alberto Otárola presentaron sus renuncias irrevocables el 10 de mayo, cuando se hizo inminente que serían censurados por el Congreso debido a los malos resultados tras el secuestro en abril de 36 trabajadores de empresas contratistas del proyecto de gas de Camisea en la selva de la región Cusco.

Las operaciones para dar con el paradero de los cautivos dejó un saldo de tres militares y cinco policías muertos, así como tres policías y 10 militares heridos. Pese a ello el gobierno se había congratulado de haber realizado una operación "impecable", obviando además el hecho de que no hubo un rescate sino que los trabajadores fueron liberados por los propios rebeldes.

Según una encuesta de la firma Datum publicada el jueves, 62% de 1.212 entrevistados cree que Sendero Luminoso está ganando la lucha a los uniformados en la selva peruana. El estudio tiene un margen de error de 2,9 puntos porcentuales.