Miles de simpatizantes de Ocupa Wall Street se congregaron hoy en la emblemática plaza neoyorquina de Times Square, en el corazón de la Gran Manzana, para solidarizarse con el movimiento 15M, un año después del primer grito de rabia de los "indignados" en España.

"Los indignados de Madrid y sus protestas de hace un año jugaron un papel crucial en el desarrollo de nuestro movimiento aquí en Nueva York, y de alguna manera queríamos reconocerlo con este homenaje echándonos también a la calle", dijo hoy a Efe el portavoz de Ocupa Wall Street, Mark Bray.

Este neoyorquino, que se sumó a las filas de los "indignados" de Wall Street desde que empezaron a dar sus primeros pasos a finales del verano pasado, recordó que ese "primer grito" de indignación en la Puerta del Sol madrileña, que retumbó en otras plazas españolas, fue "fuente de inspiración" y también una llamada de atención.

Ahora todos hablan de "recoger el testigo" y seguir la lucha que comenzaron durante la llamada "primavera árabe" y que siguieron los "indignados" en Europa contra la crisis, como Michael Primo, un joven simpatizante de Ocupa Wall Street que pese al día gris y lluvioso se acercó a Times Square para decir "presente".

"Estamos aquí para recordarle a ese 1 % que nos gobiernan y que malgastan nuestros recursos que un año después de que los indignados prendieran la mecha en Madrid, aquí seguimos en pie de guerra para demostrarles, una y otra vez, hasta el cansancio, que otro mundo es posible", afirmó Primo a Efe.

En un ambiente festivo y sin apenas incidentes, miles de personas se congregaron bajo las imponentes luces de neón y las pantallas gigantes de Times Square, donde a los gritos habituales de "El pueblo unido, jamás será vencido", o "Somos el 99 %", se sumaron algunas referencias directas, y en español, al 15M y los indignados.

Cuando las agujas del reloj se acercaron a las siete de la tarde (23.00 GMT) los manifestantes iniciaron una ruidosa cuenta atrás de veinte segundos que dio paso a la lectura en alto del manifiesto "Otra ciudad es posible", en la que repitieron algunas de las consignas que vienen lanzando desde su nacimiento en Zuccoti Park.

Al igual que ocurriera poco antes a miles de kilómetros de distancia en España, donde los "indignados" del 15M despidieron el primer aniversario de su nacimiento con una gran cacerolada en la Puerta del Sol, el sonido de las cacerolas y los tambores también se dejó escuchar en el corazón de la Gran Manzana.

En el punto de mira, nuevamente, los grandes bancos de Wall Street y las empresas "que se siguen lucrando a costa del 99 %", con una especial saña en esta ocasión contra el banco Morgan Stanley, ante cuyo cuartel general en Nueva York acudieron al mediodía decenas de personas para hacer una sentada de protesta.

Tampoco se salvó de la diana de los "indignados" el alcalde de la Gran Manzana, Michael Bloomberg, a quien repitieron que "ya basta" de recortes sociales y medidas de austeridad porque "otra ciudad es posible" mientras avanza este movimiento en busca de justicia social, política y económica.

De esta forma, los organizadores de Ocupa Wall Street hicieron un nuevo llamamiento a la gente para que rechacen "caer en el conformismo" y seguir pensando "que no hay alternativas", según dijo a Efe Bray, quien reiteró que los indignados "aquí y allá" seguirán en pie de lucha "porque otro mundo es posible".

La protesta solidaria en el corazón de Times Square, con la que los "indignados" dieron por finalizada una semana de acción global en recuerdo al primer aniversario del 15M, concluyó con una gran sentada y sin que se produjeran los enfrentamientos de otras veces con la policía neoyorquina.