El mundo literario perdió a uno de los principales exponentes de la nueva novela latinoamericana, con la muerte el martes del escritor y ensayista mexicano Carlos Fuentes. Tenía 83 años.

El escritor falleció de manera inesperada, declaró su médico de cabecera Arturo Ballesteros.

Agregó que se debió a "una hemorragia grave del tubo digestivo. Desafortunadamente le provocó la pérdida del estado de conciencia unas horas después de haber empezado... lo vi en su domicilio en estado de shock".

Fuentes era uno de los más reconocidos escritores mexicanos por obras como "La región más transparente", "Aura", "Terra nostra" y "La muerte de Artemio Cruz".

México se prepara para rendir el miércoles un homenaje al escritor de cuerpo presente en el Palacio de Bellas Artes, en la capital del país.

"Carlos Fuentes ha muerto en su México. Su ausencia sacude a la patria de la ñ. Gracias por sus letras y su pensamiento. ¡Adiós Maestro!", escribió en su cuenta de Twitter la presidenta de Conaculta, Consuelo Sáizar.

Diversas personalidades en México lamentaron el deceso del escritor, quien con regularidad fue mencionado como candidato al premio Nobel de Literatura, aunque nunca se lo concedieron.

El escritor peruano y Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, se dolió por el fallecimiento de su contemporáneo.

"Con él desaparece un escritor cuya obra y cuya presencia han dejado una huella profunda. Sus cuentos, novelas y ensayos están inspirados principalmente por la historia y la problemática de México, pero él fue un hombre universal", señaló Vargas Llosa, según declaraciones reproducidas por el diario español El País.

El poeta y escritor mexicano Homero Aridjis, quien conocía a Fuentes desde la década de 1960, dijo a la AP que "con él casi se acaba el boom. Sólo quedan Mario Vargas Llosa y Gabriel García Márquez".

Era considerado un importante intelectual latinoamericano cuya voz era escuchada alrededor del mundo en diversos temas como la corrupción, la política y el combate al narcotráfico.

"Lamento profundamente el fallecimiento de nuestro querido y admirado Carlos Fuentes, escritor y mexicano universal. Descanse en paz", escribió el presidente Felipe Calderón en su cuenta de Twitter.

El intelectual mexicano Enrique Krauze, quien tuvo diferencias literarias con Fuentes, elogió su trabajo.

"Autor de libros de novelas y cuentos perdurables una presencia publica vigorosa enriquecedora. Creo que el centro de su creatividad literaria fue el lenguaje. La renovación del lenguaje", dijo Krauze a la AP.

Fuentes ganó los afamados premios Cervantes, Rómulo Gallegos y el Príncipe de Asturias, entre otros.

Apenas el lunes Fuentes había sido reconocido con un doctorado Honoris Causa por la Universidad de las Islas Baleares de España.

En una entrevista publicada la víspera por el diario español El País, Fuentes declaró que había terminado un libro de nombre "Federico en su balcón" y que ya estaba en preparación de otro: "El baile del centenario".

La Secretaría de Gobernación se unió a los lamentos por el fallecimiento de Fuentes y consideró que el mejor homenaje al escritor es continuar leyendo su obra, que consideró un referente indispensable para comprender la historia de México y el mundo.

"Carlos Fuentes ya es una parte insustituible de la cultura mexicana y universal", señaló la dependencia federal en un comunicado en el que expresó sus condolencias a su viuda Silvia Lemus y a su hija Cecilia Fuentes Macedo.

Fuentes también se desempeñó como diplomático. Fue embajador de Francia en la década de 1970.

Otra de sus pasiones fue el cine e incluso escribió algunos guiones cinematográficos.

México realizó en 2008 un homenaje al escritor con motivo de sus 80 años y entonces el gobierno anuncio que distribuiría un millón de copias de sus obras en las escuelas.

_________

Contribuyó con esta nota la periodista de The Associated Press Adriana Gómez Licón.