Veinte años después de que las fuerzas serbias desataron una brutal campaña de limpieza étnica en Bosnia, su comandante Ratko Mladic finalmente se enfrentará a la justicia bajo acusaciones de organizar atrocidades durante la devastadora guerra de 1992 a 1995.

Mladic comparece este miércoles ante el tribunal de guerra de la ONU para Yugoslavia como un frágil hombre de 70 años que está muy lejos de ser el arrogante general que comandó a las fuerzas serbias durante la guerra que dejó unos 100.000 muertos.

"No tengo que decir lo importante que es que finalmente pueda comenzar este juicio, 17 años después de que se emitió la primera orden judicial" contra Mladic, dijo el jefe de fiscales en la corte, el belga Serge Brammertz.

Años después de la guerra, Mladic estuvo prófugo y era uno de los hombres más buscados del mundo. Su huida finalmente terminó el año pasado cuando las fuerzas serbias lo arrestaron cerca de Belgrado y lo enviaron a La Haya. Ha esperado su juicio en la misma prisión que su ex líder político, Radovan Karadzic, quien fue arrestado en 2008 y ahora está a la mitad de un juicio con acusaciones casi idénticas a las de Mladic.

"Por supuesto que hubiéramos preferido tener a los dos ante los mismos jueces, uno por ser el arquitecto de los crímenes presuntamente cometidos y el otro como el líder militar de esta política", dijo Brammertz.

Ambos están acusados de dirigir a las tropas bosnias responsables de las atrocidades que comenzaron con una brutal campaña de limpieza étnica en 1992 y que tuvo su clímax en 1995, con la peor matanza en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, la muerte de 8.000 hombres y niños musulmanes en el enclave norte de Srebrenica.

También están acusados de la mortífera campaña con francotiradores y cañoneos durante el sitio a la capital Sarajevo, que duró 44 meses.

El hombre visto como el principal arquitecto de la guerra de los Balcanes de la década de 1990, el ex presidente yugoslavo Slobodan Milosevic, murió de un infarto cardiaco en su celda antes de que los jueces emitieran su veredicto en 2006.

___

Los periodistas de The Associated Press, Aida Cerkez en Sarajevo y Radul Radovanovic en Bosnia contribuyeron con este despacho.