El expresidente boliviano Carlos Mesa (2003-2005) afirmó hoy en un seminario en Sao Paulo que los medios de comunicación han entrado en una "espiral" de pérdida de valores y han dejado de fiscalizar para convertirse "en protagonistas".

"Los medios y quienes manejan los medios han entrado en una espiral de pérdida de valores y, aunque la democratización no se consigue sin los medios, los medios se han convertido en protagonistas y han dejado de ser fiscalizadores", señaló Mesa en el encuentro celebrado en el Instituto Fernando Henrique Cardoso.

Para Mesa, el periodista puede ejercer un papel dentro de la política, pero no puede actuar en los dos frentes al mismo tiempo.

"Ser comunicador no te inhibe de tus posibilidades políticas, pero mientras entras en la política no puedes ejercer el periodismo y eso lo tuve muy claro cuando estuve en el Gobierno", dijo a Efe Mesa, quien es periodista y asumió la presidencia boliviana en 2003.

En la misma cita, el expresidente de Ecuador Osvaldo Hurtado (1981-1984) denunció que la libertad de prensa en su país "ha sufrido un violento retroceso en el Gobierno de Rafael Correa", con "campañas de descrédito, procesos penales y leyes nocivas al ejercicio del periodismo".

"El Gobierno (ecuatoriano) ha creado un imperio de 16 medios impresos, radiales y televisivos que manipulan noticias y difaman a los líderes opositores", subrayó Hurtado.

En el seminario, denominado "Medios de comunicación y democracia en América Latina", también participó el exportavoz de la Presidencia de México Rubén Aguilar, entre otros políticos y periodistas latinoamericanos.

Aguilar, quien fue portavoz del expresidente Vicente Fox (2000-2006), aseveró que en México "hay una libertad absoluta de prensa en lo que tiene que ver con la maquinaria del Gobierno", aunque advirtió de la presión que el narcotráfico ejerce sobre la profesión.

El exportavoz también cuestionó las relaciones de los grandes medios mexicanos con el poder.

"El Gobierno antes daba dinero para que su información fuese publicada y ahora son los medios los que cobran para eso y aunque parece lo mismo, no es la mima cosa ofrecer dinero como antes a tener que pagar como ahora", apuntó el periodista y académico mexicano.

Según Aguilar, "será muy difícil romper con esa situación", pues las normas existentes para limitar los espacios políticos durante las campañas son burladas por "esquemas que duran años", en los que potenciales candidatos, ejerciendo otros puestos públicos, "aparecen un día sí y otro también en los noticieros corrompidos".