Una bomba dañó el martes vehículos pertenecientes a la misión de observadores de Naciones Unidas en Siria, minutos después que las fuerzas del régimen dispararon contra una procesión fúnebre cercana y causaron numerosas bajas, dijeron testigos.

La misión confirmó que sus vehículos fueron alcanzados por una bomba y dijo que no hubo heridos. El ataque fue captado en video y cargado en línea.

Es la segunda vez que observadores de la ONU se ven afectados por la violencia que conmueve Siria. La semana pasada, una bomba junto a un camino hizo impacto en un camión militar sirio en el sur del país segundos antes que pasara la avanzada del equipo de observadores de la ONU en un convoy.

De confirmarse, un ataque del régimen a civiles directamente frente a la misión observadora podría poner presión sobre esta para que describa públicamente su observación. La misión reporta a la ONU pero no ha publicitado sus hallazgos.

"El frente de un automóvil de la ONU recibió un impacto directo", dijo a The Associated Press el activista Fadi al-Yassin, que presenció el incidente en el pueblo norteño de Khan Sheikhoun. "Todos corrieron presas del pánico pero los observadores permanecieron en el automóvil. La gente trató de hablar con ellos pero ni siquiera abrieron las ventanillas".

Minutos antes, las fuerzas sirias dispararon contra una procesión fúnebre, dijeron activistas. Al-Yassin y el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, calcularon que los muertos podrían ascender a 20 y dijeron que hubo muchos más heridos, algunos de ellos graves. Fue imposible verificar la cifra de manera independiente.

"Esta es una verdadera matanza que ocurrió en presencia de los observadores de la ONU", afirmó Rami Abdul-Rahman, director del Observatorio. Reclamó una investigación internacional y que los observadores manifiesten públicamente lo que presenciaron.

Un video cargado por activistas en línea parece mostrar el momento exacto en que el vehículo de la ONU fue alcanzado. El video muestra dos vehículos blancos claramente marcados "U.N." con gente alrededor y otros dos detenidos unos pocos metros detrás. En el piso se ven sandalias aparentemente abandonadas por los deudos del funeral que huían del ataque.

Ahmad Fawzi, un vocero del enviado especial a Siria, Kofi Annan, confirmó que los observadores fueron alcanzados por la violencia.

"La Misión de la ONU en Siria informa que poco después de las 2 p.m. hora local hoy, un convoy de cuatro vehículos fue alcanzado por la explosión de un explosivo improvisado", dijo Fawzi en una declaración. "Tres vehículos de la ONU fueron dañados. Nadie de la ONU resultó herido".

Simultáneamente, una agencia de ayuda internacional denunció el martes que las fuerzas sirias están atacando a personal médico y a los pacientes que han sido heridos en el conflicto de 14 meses, lo que obliga a los doctores a escabullirse para ayudar a los lesionados en clínicas improvisadas.

Médicos Sin Fronteras, que no tiene autorización para prestar servicio en Siria, envió en secreto equipos al país que han llegado a las zonas rebeldes de Homs e Idlib, donde han encontrado a pacientes y médicos en riesgo de ser atacados o arrestados.