Los alumnos matriculados en la educación superior en Cuba bajaron un 26 por ciento este curso, con una disminución de plazas en todas las ramas de la ciencia, según datos publicados hoy por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE).

El informe indica que en el actual periodo de 2011-2012 las universidades cubanas tienen un total de 351.116 plazas, casi 123.000 menos que las 473.309 contabilizadas en el curso anterior.

El sistema de educación superior redujo plazas en todas las áreas, pero fundamentalmente en la de ciencias sociales y humanísticas, que no obstante se mantiene como la segunda de mayor capacidad con más de 77.200 estudiantes.

La ONE precisa que el mayor número de matriculados del país es en ciencias médicas con un total de 118.914 estudiantes, en cursos diurnos o por encuentros.

De acuerdo con datos oficiales, la población universitaria cubana alcanzó su cifra más alta en el curso 2008-2009, con 711.000 estudiantes, de los que más del 80 por ciento ingresó mediante cursos específicos y no diurnos en carreras de Ciencias Sociales y Humanísticas.

Cuba, cuya población asciende a 11,2 millones de habitantes, anunció en 2010 que había superado la cifra de un millón de graduados universitarios, como resultado de las políticas de la revolución durante décadas para formar profesionales en cursos diurnos y otros programas.

Dentro del plan de reformas económicas impulsado por el Gobierno del presidente Raúl Castro se dispone que los cupos universitarios estén "en correspondencia con las demandas del desarrollo de la economía y la sociedad".

La página web del Ministerio de Educación Superior de Cuba señala que para el próximo curso escolar, que comenzará en septiembre, se contemplan unas 69.270 plazas, la mayoría de ellas en los campos de ciencias pedagógicas, médicas, técnicas, agropecuarias y económicas, en ese orden.