Los gremios de trabajadores y médicos del Seguro Social de Panamá que cumplieron hoy dos días de huelga nacional con bloqueos de calles y lanzando piedras, por ajustes y mejoras salariales, anunciaron que el paro sigue y que mañana esperan que las autoridades de la entidad acepten negociar.

"El paro continúa", anunció en una conferencia de prensa el dirigente de la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal), Fernando Castañedas.

Ni los trabajadores, ni las fuerzas de seguridad han reportado la detención de manifestantes.

Sin embargo, los gremios aceptaron invitar a las autoridades de la Caja de Seguro Social (CSS) a que se sienten a dialogar mañana en la sede de la Curia Metropolitana, que ofrece una de sus salas de reuniones, indicó Castañedas.

"Los vamos a estar esperando, ya basta de que peguen mentira de que hay diálogo y nunca se presentan", agregó el dirigente médico.

Castañeda instó al ministro panameño de Salud, Franklin Vergara y al director de la Caja de Seguro Social, Guillermo Sáez LLorens, o sus representantes, a que instalen la mesa de diálogo y de trabajo para que se pueda "dar solución a este problema".

Las protestas de los huelguistas tomaron fuerza hoy en las principales instalaciones de la CSS, en la capital, donde un grupo de ellos lanzó piedras a unidades de la Policía que despejaban las vías cercanas al lugar que habían sido bloqueadas.

También en la ciudad caribeña de Colón, al norte de la capital, bloquearon temporalmente la entrada al principal hospital de la CSS.

El subdirector de la entidad, Marlon de Souza, dijo en un comunicado que estás acciones fueron algo "bochornoso y fuera de contexto" que atenta contra la seguridad de los mismos funcionarios y los pacientes que acuden a ese centro hospitalario.

De Sousa reiteró que el paro de labores y las acciones que se realizan son "injustificadas e ilegales" y se originan en una negativa de menos de mil trabajadores a aceptar un aumento general aprobado por la CSS a los funcionarios porque, dijo, "no vino de ellos".

El aumento, de entre el 14, 12 y 10 por ciento, entrará a regir entre octubre de 2012 y abril de 2013.

Empero, De Sousa señaló que la administración de la CSS está abierta al diálogo siempre que se haga con seriedad y responsabilidad y la contraparte acepte sentarse con las personas que las autoridades designen para el mismo, indica el comunicado.

La Coordinadora Nacional de Gremios Profesionales y Técnicos de Salud (Conagreprotsa), la Asociación Nacional de Funcionarios Administrativos de la Caja de Seguro Social (Anfacss), la Asociación Nacional de Trabajadores Manuales de la Caja de Seguro Social (Anadetram) y la Comenenal, entre otros gremios, que aseguran el 85 % de los más de 20.000 trabajadores apoyan la protesta.

El vicepresidente de Conagreprotsa, Álvaro Lozano, dijo este lunes que el paro es por el incumplimiento por parte de la CSS y el Minsa de acuerdos consignados anteriormente para tratar los temas de políticas de salud, como equipamiento, recurso humano, capacitación, libertad gremial y escalas salariales, entre otros.