La Unión Europea (UE) expresó hoy en Tegucigalpa su preocupación por "las severas amenazas" de las que son víctimas los defensores de derechos humanos en Honduras, así como periodistas y miembros de la comunidad homosexual.

El embajador de Italia en Tegucigalpa, Giovanni Adorni, dijo en una rueda de prensa que la UE observa con preocupación "el aumento en los actos de hostigamiento y persecución a grupos vulnerables" como los defensores de derechos humanos, periodistas y miembros de la comunidad lésbica, bisexual, gay y transgénero (LGTB).

Las amenazas se extienden a otros grupos que promueven "el respeto irrestricto" de los derechos humanos en el país centroamericano, agregó.

El embajador de Alemania, Karl-Heinz Rode, por su parte, condenó "las amenazas contra la vida e integridad" de Dina Meza y de Nohemi Pérez, ambas defensoras de derechos humanos que trabajan en el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh).

"Estos últimos casos son el eslabón de toda una cadena de persecuciones y amenazas contra defensores de derechos humanos", indicó el diplomático alemán.

Mientras, el embajador de España en Tegucigalpa, Luis Belzuz de los Ríos, indicó que si la ministra hondureña de Derechos Humanos, Ana Pineda, logra mejorar el Estado de derecho "triunfaremos todos, pero si ella fracasa, fracasamos como embajadores y con nuestra cooperación".

Añadió que la UE ha brindado apoyo en "el desarrollo del Ministerio de Derechos Humanos en Honduras".

En los próximos meses la UE suscribirá un acuerdo con Honduras por unos cinco millones de euros (unos 6,3 millones de dólares), para apoyar la labor de la Secretaría de Justicia y Derechos Humanos, la Fiscalía y la Comisión para la Prevención de la Tortura, informó el encargado de negocios de la UE, Peter Versteeg.

El acuerdo prevé la creación del Programa de Apoyo a los Derechos Humanos (PADH), con el objetivo de apoyar a las instituciones defensoras de garantías sociales en Honduras a través del diseño y ejecución de "una Política Pública de Derechos Humanos", según un comunicado de la UE.

Agrega que para la UE, Honduras "es un socio prioritario en sus relaciones políticas y de cooperación", y destaca "el trabajo conjunto para asegurar un Estado respetuoso de los valores democráticos".

Los jefes de misión de la UE exhortaron a las autoridades hondureñas a que "fortalezcan las instancias garantes de los derechos humanos, así como aquellas responsables de asegurar la debida investigación para que estos casos no se sumen al elevado número que queda en la impunidad".

Según el estatal Comisionado de Derechos Humanos, en Honduras han sido asesinados entre 2010 y 2011 al menos 20 miembros de la comunidad lésbica, bisexual, gay y transgénero (LGTB), sin que ningún caso haya sido resuelto judicialmente.

Un estudio del mismo organismo hondureño indica que ocho de cada diez delitos quedan en la impunidad por la falta de investigación de las fuerzas de seguridad.

Además agrega que desde 2003 a lo que va de 2012, han sido asesinados 28 periodistas en Honduras, 22 de ellos desde enero de 2010.