El expresidente cubano Fidel Castro considera que la violencia en México es un ejemplo del "destino inhumano" que Estados Unidos reserva a América Latina y de "los horrores que el imperio" ofrece a la región.

Las consideraciones de Castro aparecen hoy en un nuevo artículo de su serie "Reflexiones" publicado por medios oficiales de la isla con el título de "Los horrores que el Imperio nos ofrece", a propósito de las matanzas ocurridas en México en los últimos días.

Según afirma el líder cubano, se trata de "una realidad que echa por tierra la montaña de mentiras con que Estados Unidos pretende justificar el destino inhumano que reserva a los pueblos de Nuestra América".

"No pocos de los países de Nuestra América están afectados por estos problemas", indica Castro, que dedica la mayor parte del texto a reproducir dos cables de medios extranjeros sobre el asesinato de 49 personas cuyos cuerpos mutilados aparecieron el domingo en México.

Las autoridades mexicanas hallaron los cuerpos a un lado de una carretera tras haber sido arrojados desde un camión en Nuevo León, y el hecho es atribuido a las pugnas entre carteles que tienen lugar en ese país.

Castro advierte que un despacho noticioso de ese tipo "no es el primero, ni será sin duda el último" y afirma que en Cuba esos problemas "no existen".

"¿Será por eso que el imperio trata de rendirla por hambre y hostilidad? Medio siglo no ha sido suficiente, y dudo mucho que el imperio disponga de otro medio siglo antes de que, más temprano que tarde, se hunda en su propio fango", asevera.

Fidel Castro, que el próximo agosto cumplirá 86 años, se encuentra retirado del poder desde 2006, cuando una grave enfermedad lo obligó a delegar en su hermano menor, el general Raúl Castro, quien asumió definitivamente la presidencia de Cuba en 2008.