La presidenta argentina, Cristina Fernández, aseguró hoy que mantendrá la política cambiaria y criticó a quienes presagian que el Gobierno recurrirá al uso de tipos de cambio diferenciales.

"No va a haber nada raro, ningún shock", destacó Fernández en un acto en la sede del Parlamento al aludir a versiones de prensa y "otras que circulan por correo electrónico" en ese sentido.

"Parece ser que hay gente que está empeñada en hablar mal de Argentina. Hoy leí titulares que decían que el viceministro de Economía (Axel Kicillof) piensa en cuatro, cinco tipos de cambio. Por favor... no crean nada", subrayó.

"Esta presidenta es absolutamente responsable y previsible", apuntó antes de pedir a la gente que "no crea en todo lo que se dice".

Fernández hizo estas declaraciones en momentos en que el Gobierno ha endurecido los controles para la compra de dólares, en el marco de medidas para evitar la fuga de divisas.

La Administración Federal de Ingresos Públicos indicó hoy que profundizará los controles sobre la venta de dólares en el mercado paralelo debido a que se detectaron inconsistencias en declaraciones juradas presentadas por 12.000 contribuyentes que informaron montos inferiores a las compras de divisas realizadas en 2011.

La dependencia oficial señaló que fiscalizará "a las personas que compran moneda extranjera en el mercado oficial y luego la venden en el mercado paralelo".

En el mercado oficial de divisas, el precio del dólar cerró hoy sin cambios respecto al lunes, a 4,46 pesos para la venta, aunque en el paralelo la moneda estadounidense llegó a 5,60 pesos.