El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona del euro y de la Unión Europea (UE) se mantuvo estable en el primer trimestre del año, según los primeros datos facilitados hoy por Eurostat, la oficina estadística comunitaria.

La economía europea se quedaría así a las puertas de la recesión, después de la caída del 0,3 % que las dos zonas habían registrado en los últimos tres meses de 2011.

En términos interanuales, el PIB se mantuvo estable en la zona del euro y creció un 0,1 % en los Veintisiete.