El comercio electrónico creció en Latinoamérica un 42,8 % en 2011, hasta alcanzar los 43.000 millones de dólares, gracias a una combinación de factores que incluye una mayor confianza de los consumidores y el avance de los medios de pago electrónico.

Así lo pone de manifiesto un informe difundido hoy y elaborado por AméricaEconomía Intelligence, comisionado por la compañía de tarjetas de crédito Visa, en el que se detalla que este crecimiento se suma al dinamismo que el sector muestra desde 2009.

"Mientras que en 2009 los ingresos totales de venta de comercio electrónico a consumidores fueron en torno a 22.000 millones de dólares, en el año pasado la cifra subió a 43.000 millones de dólares. Un 98,5 % de crecimiento en dos años", indica el estudio.

Brasil lideró las ventas de 2011 con el 59,1 %, seguido por México (14,2 %), el Caribe (6,4 %), Argentina (6,2 %), Chile (3,5 %), Venezuela (3,3 %), Centroamérica (2,4 %), Colombia (2 %) y Perú (1,4 %).

En el gigante suramericano, las ventas de comercio electrónico alcanzaron los 25.000 millones de dólares el año pasado, lo que representa más de la mitad del total regional.

"De hecho, por primera vez en un país latinoamericano (el comercio electrónico) alcanzó el 1 % del PIB. Y además no es cualquiera. Se trata nada menos que de Brasil", resalta el informe.

Entre los factores que han impulsado este sector en la región se cita una mayor seguridad y confianza de los consumidores latinoamericanos, el comercio mediante plataformas sociales, reformas gubernamentales y el crecimiento del uso de medios de pago electrónico como las tarjetas de crédito.

"Si bien el uso de tarjetas de crédito contribuye significativamente a incrementar las oportunidades de consumo a través de plataformas online, hoy en día también es crítico considerar las tarjetas de débito", afirmó hoy el vicepresidente global de productos de Visa, José María Ayuso, en un comunicado.

El ejecutivo pronosticó que cuando las tarjetas de débito lleguen a ser ampliamente aceptadas, "el comercio electrónico en nuestra región se disparará aun más, ya que permitirá que aquellos sin acceso a líneas de crédito también puedan comprar por internet con débito".

Se calcula que el comercio electrónico en América Latina y el Caribe experimentará en 2012 un crecimiento del 26 % y 28,5 % en 2013, respectivamente.

Igualmente se prevé que para 2015 el acceso a internet desde dispositivos móviles genere más compras, "dado que la penetración de 'smartphones' y 'tablets' se calcula que alcanzará el 50 %".

El informe destaca que en los últimos años el uso de redes sociales en la región ha permitido la apertura de nuevos canales para realizar transacciones en internet.

"Canales de descuentos como las 'cuponeras', que funcionan como clubes de compras colectivas, están transformando el comportamiento de los consumidores con innovadoras estrategias de negocios", precisa el informe.

En cuanto a la seguridad al comprar por internet, el informe apunta que las empresas de Latinoamérica enfocan sus esfuerzos en identificar soluciones eficientes para ofrecer el mejor nivel de seguridad y confianza a sus compradores.

Otros aspectos que se resaltan como dinamizadores del comercio electrónico son el avance en la bacarización de la población y el mejoramiento de la logística de compra, distribución, recepción o devolución de productos.

"Hoy en día en Brasil, por ejemplo, es posible devolver un artículo comprado por vía digital sin costo para el cliente, incrementando la confianza en la experiencia de compra", señala el trabajo.

Según el informe, "el desarrollo económico en la región ha permitido que sectores socioeconómicos medios y bajos que no ejercían ningún tipo de actividad comercial en línea dos años atrás, ahora hagan parte de la formalización económica en la región gracias al acceso a medios de pago electrónicos, contribuyendo también al crecimiento de las compras en línea".