El Departamento de Estado de Estados Unidos anunció hoy que los visados para que el disidente chino Chen Guangcheng y su familia viajen al país norteamericano están preparados para ser emitidos una vez que China dé su visto bueno.

"Se han completado todos los trámites de la parte estadounidense", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, en su conferencia de prensa diaria.

"Estamos preparados cuando él y su Gobierno estén preparados. Llevamos preparados más de una semana en lo que respecta a su visado para venir a completar sus estudios", añadió.

Según Nuland, Chen -disidente que sufre ceguera- sigue inmerso en "conversaciones y contactos" con el Gobierno chino, y los funcionarios estadounidenses contactan con él "entre dos y tres veces al día".

La escapada de Chen a finales de abril y su posterior estancia de seis días en la Embajada de EE.UU. de Pekín creó un conflicto diplomático entre la primera y la segunda potencia mundial.

La solución del caso Chen vio la luz tras una semana de tensas negociaciones entre ambos países, coincidiendo con la visita de la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, a Pekín, con motivo de la celebración de un Foro Económico bilateral en la capital.

Durante la estancia de Clinton se anunció un mutuo acuerdo por el cual el disidente podía viajar a EE.UU. en cuanto obtuviera los documentos de viaje necesarios y cuando terminara su tratamiento médico en el hospital pequinés de Chaoyang.

El visado de estudiante de Chen, que le permitirá estudiar probablemente en la Universidad de Nueva York, sólo cubrirá a su mujer y sus hijos, pero no al resto de sus familiares.

En una entrevista telefónica con Efe en Pekín la semana pasada, Chen se confesó preocupado por el destino de esos familiares que se quedarán, y de quienes se desconoce su paradero exacto en Shandong, provincia en la que él mismo estuvo detenido durante un año y medio en un arresto domiciliario extrajudicial.

En concreto, se refirió a su hermano, Chen Guangfu, y al hijo de éste, Chen Kegui, quien confirmó el pasado 27 de abril la fuga de su tío, en una grabación difundida en Internet.

Una organización de derechos humanos confirmó hoy a Efe que Chen Kegui fue detenido el pasado 9 de mayo como sospechoso de intento de homicidio durante un altercado ocurrido en las inmediaciones de su casa, próxima a la vivienda del disidente ciego.

Chen Kegui permanece retenido y las autoridades chinas han amenazado a varios abogados que han intentado llevar su caso, instándoles a "cesar en sus esfuerzos", según dijo a Efe la organización, llamada China Human Rights Defenders (CHRD).