A finales de los años 90 la receta fue mezclar información noticiosa con entretenimiento y agregarle una pizca de humor para sacar al aire "Despierta América", la primer revista matutina de la televisión estadounidense en español.

Los ingredientes esenciales se han mantenido desde aquel primer programa del 14 de abril de 1997 y aunque el público ha desempeñado un papel central en la revista, este año la relación con los televidentes promete ser aún más estrecha.

¿El motivo?

"Despierta América" cumplió 15 años desde aquella primera transmisión de dos horas y los celebrará entre mayo y diciembre con programas que esperan sorprender a algunos latinos estadounidenses cumpliéndoles sus sueños.

"'Despierta' cada día va a estar más cerca al latino que quiere seguir superándose, seguir aprendiendo y que necesita una compañía", manifestó a The Associated Press Luz María Doria, directora y productora ejecutiva del programa que transmite la cadena Univision.

Doria, una colombiana que se unió a la revista matinal en enero de este año, aseguró que habrá sorpresas y "van a tener mucho que ver" con el público, pero se negó a adelantar en qué consistirán.

Lo que sí reveló es que el televidente será un protagonista del programa durante los festejos.

"Queremos acercarnos más a ellos, darles la posibilidad de cumplir más sueños", manifestó la productora ejecutiva, que supervisa a un equipo de unas 70 personas.

La primera de esas sorpresas fue develada a comienzos de mes con una fiesta en el parque temático Magic Kingdom de Disney, a unos 390 kilómetros de esta ciudad aledaña a Miami, desde donde se emite el programa.

El show se trasladó allí para celebrarle los 15 años a una adolescente puertorriqueña de escasos recursos que soñaba con festejarlos pero no podía por motivos económicos.

La chica tuvo su propia fiesta de princesas. El diseñador de modas venezolano Nicolás Felizola le regaló el vestido, un maquillista de celebridades le pintó su rostro y le arregló el cabello, y ella bailó su vals rodeada de personajes del mundo mágico, estrellas de la televisión, familiares y amigos.

Todo transmitido por "Despierta América", cuya audiencia promedio fue de casi 800.000 telespectadores en marzo del 2012, de acuerdo con Nielsen.

El show empezó con dos horas en vivo por día, pero debido a la repercusión favorable que causó en el público, dos semanas después se extendió a tres horas.

En marzo de este año nuevamente fue ampliado para llegar a las cuatro horas diarias, de ocho a 11 de la mañana, de lunes a viernes.

En un principio sus conductores fueron los mexicanos Ana María Canseco y Fernando Arau, la hondureña Neida Sandoval y el puertorriqueño Rafael José, quienes, uno a uno, desaparecieron del programa en los últimos años en medio de rumores de que habían sido despedidos.

Actualmente los anfitriones en el estudio son los venezolanos Raúl González y Chiquinquirá Delgado y la mexicana Karla Martínez. Los encargados de las noticias son la hondureña Satcha Pretto y el mexicano Ernesto Laguardia, quien reemplaza a Poncho de Anda mientras éste se recupera de un accidente que sufrió en enero.

Por los estudios de "Despierta América" han pasado numerosas estrellas, entre ellas Tom Hanks, Shakira, Celia Cruz, Nicolas Cage y Ricky Martin.

El programa, además, ha evolucionado al compás de la tecnología.

Las redes sociales ocupan ahora un lugar especial en "Despierta América", que se nutre constantemente de su audiencia a través de las opiniones que manifiesta en Facebook, Twitter, la página interactiva de Univision en Internet o el teléfono, dijo a la AP Víctor Santiago, productor general desde hace 11 años.

El contacto entre los conductores y el público es evidente.

En una pausa publicitaria, mientras se relajan del estrés de la transmisión en vivo, se ve a Delgado, Martínez y González intercambiando mensajes de Twitter con sus seguidores.

Y esa información que reciben es uno de los pilares del contenido que tiene el programa cada mañana.

"Basamos el contenido en el gusto del televidente, en lo que ellos piden, y las redes sociales son ahora un tremendo termómetro", expresó Delgado en una reciente entrevista con la AP, sentada junto a sus compañeros en el estudio. "Todo lo hacemos interactuando con ellos ... todo se hace en la medida del televidente".

La celebración de los 15 años está presente en cada programa, en mayor o en menor medida.

En la pantalla del televisor aparece ahora una leyenda junto al logotipo de Univision que incluye el número 15 y subtítulos que indican que en Twitter están recordando los "felices 15".

Además, se incluyen fragmentos de entrevistas especiales realizadas a lo largo de estos años, como la que hizo Martínez a Alberto Bolaños en su casa de México, o las que tuvieron con Vicente Fernández, Shakira y el ex presidente mexicano Vicente Fox.

Algunas estrellas del espectáculo, como Marc Anthony y Chayanne, han aparecido para enviar sus felicitaciones.

Aunque el programa sale al aire a las ocho de la mañana, el trabajo comienza antes del amanecer.

"Una de las cosas más difíciles ... es el hecho de que a las cuatro de la mañana te suena el despertador y tienes que trabajar", lamenta González, quien forma parte del plantel desde hace 10 años. "Pero cuando te das cuenta de que quieres formar parte de eso, que buscaste ser parte de eso, lo disfrutas", comentó el conductor, quien llega a trabajar a las cinco de la madrugada.

Entre las anécdotas que más recuerdan los conductores están el día en que una médica se puso tan nerviosa que no le salía la voz cuando estaba al aire durante una entrevista, o cuando un invitado perdió parte de su dentadura postiza mientras hablaba.

¿Cómo ha logrado 15 años de vida "Despierta América"?

Una mezcla de respeto por el público, transparencia y espontaneidad. Pero por sobre todo saber escuchar al público, aseguran sus conductores.

"El público al fin de cuentas es el que manda. Todo el trabajo que se hace aquí es para ellos", dijo Martínez.

___

Gisela Salomón está en Twitter como http://www.twitter.com/giselasalomon

___

En Internet:

http://entretenimiento.univision.com/despierta-america/