El campeón ecuatoriano Deportivo Quito despidió al técnico argentino Carlos Ischia, en medio de diferencias con los directivos y tras la goleada 6-0 que recibió el equipo en Chile que lo eliminó de la Copa Libertadores.

El presidente del conjunto, Fernando Mantilla, anunció en la página oficial del equipo que el directorio resolvió terminar el contrato "que vinculaba al profesor Carlos Ischia con nuestra institución, por respeto a él y su cuerpo técnico, no daremos declaraciones públicas de las razones que nos llevaron a adoptar esta resolución".

"Puedo asegurarles que hemos analizado detenidamente la campaña efectuada hasta la fecha, así como los logros deportivos alcanzados y de igual forma las implicaciones de no tomar esta decisión, así como los riesgos que esto conlleva, por lo que asumimos el cien por ciento de la responsabilidad".

Añadió que el técnico de las divisiones inferiores Juan Carlos Garay dirigirá los próximos tres encuentros mientras "estamos trabajando en la búsqueda de un cuerpo técnico que venga con ilusión, alegría y optimismo, para seguir obteniendo logros importantes".

Tras la decisión, Ischia se limitó a decir a periodistas que "me despidieron".

De la mano de Ischia, que llegó a Ecuador en mayo de 2011, el Deportivo Quito logró un nuevo campeonato nacional y se clasificó a los octavos de final de la Libertadores, en donde quedó eliminado tras la goleada 6-0 ante Universidad de Chile.

Los problemas de Ischia con los dirigentes comenzaron la semana pasada cuando el entrenador se quejó de que no se preocupaban de temas como su visa de trabajo y otros detalles laborales a pesar de la racha exitosa del equipo.